El patrullero municipal de León, Juan N., de 40 años compareció ante el Ministerio Público, ratificó el informe de su intervención y declaró que disparó contra el presunto atracador de Bodega Aurrerá Express mientras él corría y giraba el torso para apuntarle con una subametralladora y amenazarle, entre insultos, con matarlo.

En eso consistió básicamente la declaración del patrullero municipal que la semana pasada dio muerte de un balazo en la espalda a Jaime Andrés n., de 19 años de edad, tras un atraco consumado en la tienda mencionada, en Joyas de Castilla, de donde salió huyendo el ahora occiso perseguido por el policía que a la postre le daría muerte.

Este lunes, el patrullero acudió ante el Ministerio Público para rendir entrevista con los investigadores ministeriales del caso y ratificó el parte informativo que rindió el día de los hechos en el que narra su intervención en un reporte de robo, la persecución que hizo del ahora occiso hasta unas canchas deportivas.

Detalló que en dicha persecución el fugitivo, en plena carrera giro el torso para apuntarle y dirigirle insultos y amenazas de muerte para que dejara de perseguirlo.

En la segunda ocasión que el fugitivo hacía eso, le disparó y le derribó con una balazo que atravesó el abdomen de Jaime Andrés, quien moriría en el mismo lugar.

Afirmó el policía que una vez que lo derribó pidió auxilio de la corporación para el lesionado y aguardó en el lugar por el personal policía.

Al respecto, personal ministerial señaló que la versión del policía es analizada y será comparada con otros datos de prueba para verificar y confrontarla con testimonios de otras personas.

ESCRIBE UN COMENTARIO