Días después de la caída de una finca en el callejón de Peñaranda, en la Zona Centro, la Dirección municipal de Protección Civil (PC) llamó a la población a tener cuidado cuando circulan por las cercanías de estos lugares que siguen poniendo en riesgo a la población.

El titular de esta dependencia municipal, José Félix recordó que en la Zona Centro de la ciudad se han detectado unos 30 inmuebles, que debido a la antigüedad que presentan han ocasionado riesgos para vecinos y habitantes de la ciudad.

“Durante los recorridos que hemos realizado se han detectado unas 30 casas que tienen algún tipo de daño, el cual ocasiona riesgos para vecinos y habitantes. Una vez más hacemos llamado a la población para estar al pendiente”, dijo.

Explicó que en el caso de la barda de una vieja casona que se vino abajo el pasado 31 de diciembre, en el callejón de Peñaranda, se tiene el riesgo que todo el inmueble llegue a caer, debido a daños en la estructura.

Recordó que al igual que esa casa, hay otras decenas en la Zona Centro de la ciudad que tienen varias décadas de antigüedad, a las cuales no se les ha dado el mantenimiento preventivo, lo que ha ocasionado mayores riesgos.

“Son construcciones ya muy viejas y en donde es complicado ubicar a los dueños, por lo que algunas de ellas no cuentan con el mantenimiento preventivo necesario, lo que aumenta algunos riesgos”, afirmó.

El funcionario precisó que además de los años que tienen de haberse construido, estas edificaciones en su mayoría están hechas a base de adobe, lo que las hace más endebles a los efectos del clima y otros elementos naturales.

Hasta ahora PC ha ubicado en zonas como Alameda, Calzada de Guadalupe, Embajadoras, Pastita y callejones como el Apartado, Tamazuca, Barranca, Cuatro Vientos, entre otros, decenas de viviendas que presentan algún tipo de riesgo.

En estas zonas han sido ubicadas varias construcciones que presentan deterioro, las cuales se ubican sobre zonas habitacionales, por lo que PC llamó a los vecinos y residentes a ubicarlas y hacer del conocimiento de las autoridades.

Consideró que la colaboración de la gente en este caso resulta fundamental para evitar mayores problemas, debido a que las personas recorren a diario estos lugares y se percatan del estado que guardan las viejas construcciones.

Félix Pérez apuntó que una vez que alguna finca ha sido ubicada se procede a integrarla a una lista de sitios de riesgo y se tiene un acercamiento con los habitantes para evitar se genere una problemática mayor.

También hizo un llamado a los propietarios de este tipo de inmuebles para que se acerquen con la instancia a su cargo y hagan del conocimiento, cualquier situación que implique riesgos para la población.

ESCRIBE UN COMENTARIO