Aunque los diversos sectores productivos que se vieron beneficiados con el pase a naranja del Semáforo Estatal para la Reactivación, propietarios y administradores recibieron la medida con agrado recordaron que sólo es por espacio de 5 días y pasado ese tiempo, todo podría volver al color rojo.

Los criterios del Semáforo Estatal establecen que la reincorporación de los sectores económicos esenciales debe ser en orden, de forma gradual y responsable, además de cumplir con protocolos y mecanismos de seguridad sanitaria.

En el estado de Guanajuato los sectores que deberán sujetarse son la manufactura, el comercio al mayoreo y menudeo, restaurantes y hospedaje, plazas y centros comerciales.

Mientras que los rubros que deberán de tener en cuenta y en todo momento la sana distancia, van desde áreas públicas y privadas de actividad física, incluidos gimnasios, clubes y centros deportivos, al igual que estéticas, peluquerías, entre otros.

Se incluyen también museos, cines, teatros y centros religiosos y de culto, debido a que son sitios de alta concentración de personas.

Los sectores no habilitados son los eventos masivos como conciertos, juegos de deporte profesional, deporte amateur, así como bares y cantinas.

En el caso de los servicios de hospedaje y los restaurantes, el cambio de color en el semáforo epidemiológico implica que podrán trabajar al 50 por ciento de su capacidad y no al 30 como lo venían haciendo.

También su horario de atención al público no deberá exceder las 12:00 de la noche, además de aplicar medidas para evitar que haya una mayor cantidad de personas, a lo previsto, en interior.

“Vamos a ver cómo funciona la medida, no es algo definitivo tiene vigencia de 5 días por lo que sabemos y esperemos que haya buenos resultados” dijo Hugo Rangel, propietario de un restaurante en la zona centro.

Se espera que con la medida el sector de la prestación de servicios y el turismo logren algunos beneficios, luego de experimentar una severa caída en sus principales indicadores desde el pasado mes de marzo.

Sin embargo, quienes laboran dentro de esos sectores consideraron que no se debe de bajar la guardia, en cuanto a las medidas preventivas se refiere, debido a que la pandemia del Covid-19 se mantiene en su etapa de mayor contagio.

“Esa es una decisión de las autoridades, pero se da en el momento en que la enfermedad está más fuerte y hay más contagios, entonces vamos a ver como funciona” afirmó Daniel Gámez, empleado de una empresa de servicio de transporte turístico.

ESCRIBE UN COMENTARIO