A partir del 15 de mayo, en todo el territorio nacional, inicia la temporada de ciclones y tormentas tropicales, la cual se espera sea una de las más intensas de la historia con 22 de estos fenómenos en el litoral del océano Pacífico y otros 11 sobre el Atlántico.

De los 33 ciclones y tormentas de tipo tropical que se espera afecten el territorio nacional, se tiene contemplado que unos 4 de ellos alcancen la categoría 4 como huracán, en el caso de la costa del Pacífico.

Mientras que para el Atlántico se prevé la misma cantidad, aunque de las 11 perturbaciones tropicales que se tienen, otras 4 serán huracán del mismo nivel, según las estimaciones del Centro de Ciclones y Huracanes.

Se proyecta que en los meses de septiembre y octubre sean las fechas cuando se generen la mayor cantidad de estas condiciones climáticas, las cuales, se espera, generen abundantes lluvias.

Con esta cantidad de fenómenos meteorológicos, se espera que Guanajuato tenga una de las temporadas de lluvia más intensa de los últimos años, debido a que el territorio estatal se ubicaría en la trayectoria secundaria que registran.

Al igual que en todo el país, en Guanajuato se espera que la temporada de lluvias inicie a partir del 15 de mayo, aunque los meses de junio, julio y agosto serían los que mayor cantidad de precipitaciones pluviales registrarían.

De acuerdo con las proyecciones de la CONAGUA, se espera que en cada uno de esos meses se tenga un registro promedio de unos 130 milímetros cúbicos de lluvia, lo que podría llevar a superar los registros anuales, de los últimos años.

Además, para los meses de septiembre y octubre se espera lo más intenso de la temporada de huracanes, por lo que se tiene estimado que la temporada de lluvias se prolongue por 5 meses y finalice en octubre o las primeras semanas de noviembre.

En el caso de la ciudad de Guanajuato, con base en las proyecciones, se espera que los niveles de lluvia sean acordes al registro de los últimos años, cuando se han superado los 680 milímetros cúbicos anuales y se ha logrado llegar a los 710.

Sólo el año pasado, en la ciudad, se registraron 788 milímetros cúbicos de precipitaciones pluviales, lo que permitió la recuperación al 100% de las presas con que se abastece de agua potable a los miles de habitantes de la ciudad.

Se prevé que sea para el próximo mes de junio sea cuando las lluvias se regularicen en el territorio de la Capital del Estado, aunque las primeras se esperan ocurran en las últimas semanas del mes de mayo.

ESCRIBE UN COMENTARIO