Durante las últimas dos semanas, en diversos parajes de la Sierra de Santa Rosa se han presentado incidentes que han afectado a campistas que acuden a esta zona, por lo que la Dirección Municipal de Protección Civil llamó a extremar precauciones y evitar poner en riesgo su integridad.

El titular de la dependencia, José Félix Pérez recordó que hace un par de semanas, un ciclista originario de la ciudad de León perdió la vida al resbalar a un barranco de unos 10 metros de profundidad que se ubica en el paraje conocido como Cañada de la Virgen.

Y el pasado fin de semana, un grupo de 25 personas que recorrían la misma zona, todos ellos familiares se extraviaron por unas 4 horas, al perder el rastro del camino para llegar a Santa Rosa y tuvieron que ser auxiliados por un guardabosque.

“Lo que le pedimos a la gente es que sea más precavida, que tenga en cuenta que es una zona serrana que está muy alejada de la zona urbana y es complicado por esa situación atender un reporte o pedido de auxilio” dijo.

Explicó que la Sierra de Santa Rosa contiene muchos lugares en donde se pueden realizar actividades recreativas y de esparcimiento, sólo que se debe conocerlos para saber cómo trasladarse en ellos de un lugar a otro.

Por ello solicitó a las personas que acuden a zonas como la Presa Peralillo, Cañada de la Virgen, Llano largo y otras que, si no conocen, no se arriesguen a entrar en ellas.

“La mayor parte de la gente que se ha perdido en estos lugares o que han sufrido accidentes mortales viene de otras ciudades como León, Irapuato, Salamanca y Celaya, pero no conocen la zona y así entran en ella” afirmó.

Precisó que las personas deben de tener en cuenta que entrar en una zona serrana, donde el ecosistema principal es el bosque hay riesgos que se desconocen, lo que luego genera accidentes y personas extraviadas.

Consideró que cuando hay un accidente que afecta a personas, otro factor que impide una pronta atención es la distancia y lo complicado del terreno para poder acceder a estos parajes.

Félix Pérez apuntó que incluso en la zona de la Presa Peralillo hay personas que se dedican a cuidar a los paseantes, sólo que las personas no obedecen ni atienden las indicaciones y recomendaciones que se les brindan.

“La gente debe de entender que estos lugares no son un patio de juegos, son lugares llenos de naturaleza en donde en cualquier momento puede ocurrir algo y la gente no sabe cómo reaccionar” aseguró.

Fue por ello que recomendó a los paseantes no entrar en zonas alejadas y de complicado acceso, debido a que ponen en riesgo su integridad personal y de quienes los acompañan.

ESCRIBE UN COMENTARIO