La música eleva los sentidos, desarrolla habilidades y alimenta el espíritu. Los niños y niñas disfrutan de practicarla.

Es muy importante que desde pequeños se les fomente el aprender un instrumento musical, porque les crea un hábito saludable que les ayuda a interactuar de manera cordial con la sociedad.

Entre los beneficios que tiene la iniciación musical de los niños son: Estimula  la habilidad matemática para resolver problemas, contribuye a mejorar el lenguaje y sistema auditivo y provoca la evocación de recuerdos e imágenes.

Irasema Muñoz Callejas, es licenciada en Educación Artística, especialidad en música. Ha trabajado con niños (a partir de 2 años en adelante), adolescentes y adultos.

Ella nos comparte sus conocimientos y experiencia como especialista en música, y la relevancia que tiene para el ser humano.

MÁS QUE CUALIDADES, MOSTRAR HABILIDADES

“Más que ‘deban tener’ podría decirse, ‘qué cualidades que van a desarrollar’; si bien es necesario que muestren respeto, entusiasmo,  disciplina, disposición, para hacer las distintas actividades, éstas y muchas otras, se irán desarrollando al participar activamente en las sesiones de música.  Y sólo con la asistencia constante,  se logrará la empatía con los demás, hacer trabajo en equipo, liderazgo, competencia, no en el sentido de ir contra el otro, sino de hacer bien las cosas”, comentó la experta en música.

LA MÚSICA CULTA COMO PUNTO DE PARTIDA

“Es muy bueno para los niños que conozcan y se familiaricen con lo que podríamos llamar ‘música culta’ porque de esta manera pueden conectar con otros aspectos de su interior, sin descartar o tachar de malo otro género musical. Por eso es recomendable ofrecerles un abanico de posibilidades musicales, que los lleve a generar y experimentar distintas sensaciones y emociones, así, al contar con opciones diversas, tendrán también más elementos para elegir qué escuchar”, destacó la maestra.

LOS PAPÁS JUEGAN UN PAPEL IMPORTANTE

“Yo recomendaría a los papás que les dieran y se dieran la oportunidad de llevarlos a clases o talleres donde puedan convivir con la música;  ya sea en una clase de iniciación musical, conveniente sobre todo para los niños pequeños,  en la cual no sólo se abordan las cuestiones técnicas y abstractas de la música, sino que con juegos y actividades diversas, lograrán acercarse a ella a través del lenguajes del cuerpo y sus sentidos, experimentando las cualidades del sonido y los elementos que constituyen la música; de manera vivencial lo que les ayudará a iniciar sus clases de instrumento con una mayor apertura y fluidez”, enfatizó.

¿QUÉ TIPO DE MÚSICA DESARROLLA LOS SENTIDOS?

“Es aquella que te hace sentir a gusto, que te genera bienestar, sea cual sea, ya que la música es tan diversa como el ser humano; lo que para unos es grato, para otros puede resultar molesto; aunque, quien es capaz de apreciar música más elaborada y compleja accede a otro tipo de sensaciones y estados de ánimo, que lo llevarán invariablemente  a conectarse con la vida de una manera más profunda”,  concluyó. Síguela en Facebook como Irasema Muñoz.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO