Más cosas negativas que positivas pudo sacar el León en su gira de amistosos en Estados Unidos donde sumó dos derrotas en el mismo número de partidos y no pudo anotar ante Santos y Chivas.
Por si no se podía, el conjunto de Javier Torrente volvió con una presión todavía mayor a la que se fue, pues no encontró el oxígeno necesario jugando contra aspirantes a la liguilla del Clausura 2017.
A la sequía de la gira por la Unión americana se suma un factor extra, la indisciplina reflejo del momento de desesperación que vive el equipo, pues tuvo dos expulsados, uno por encuentro, en sus hombres de confianza, Diego Novaretti y Guillermo Burdisso.
Cosa aparte es la ausencia de Luis Montes y Elías Hernández, jugadores que siguen concentrados con Selección Mexicana antes de su siguiente compromiso por eliminatoria mundialista el martes, en Trinidad y Tobago.

NOVARETTI EN DUDA
Lo más preocupante para el León, que se juega la vida el próximo sábado ante Tigres en Nuevo León, es la ausencia que tendría de su zaguero titular Diego Novaretti, quien reincidió en agresión, pero ahora al árbitro.
No estaba el horno para bollos, pero el defensor argentino se fue expulsado en el primer partido contra los laguneros, algo que está siendo investigado por la Comisión Disciplinaria pese a no ser en torneo oficial.
El jugador, inhabilitado hasta que se defina la conclusión de la investigación, no vería acción ante el equipo de Ricardo Ferretti, perdiéndose su séptimo cotejo del torneo, toda vez que había sido sancionado por escupir a Hirving Lozano, de Pachuca, en la jornada 1.

BAJAS IMPORTANTES
Así las cosas, los Esmeraldas deberán también recuperar a sus lesionados Darío Burbano, Alexánder Mejía y Fernando Navarro, un cúmulo de factores que le pesarán sobre el cierre de torneo a los de Torrente.
El equipo del Bajío regresará hoy a los entrenamientos en casa, una tensa semana antes de su partido contra Tigres, donde tienen que ganar para mantenerse con vida en aspiraciones a liguilla.

ESCRIBE UN COMENTARIO