Chiquito pero picoso

Hace mucho que no me emocionaba al ver una pelea.

El boxeo para muchas personas se encuentra entre los deportes más peligrosos y que pueden provocar daño en el cerebro y muchas partes del cuerpo.

Robles* (2011) hizo una revisión de las lesiones en le boxeo profesional y sus consecuencias. Existen numerosas. Dentro de ellas el 51% corresponde a trauma facial, seguida por esguinces de la región carpo (muñeca) 17%, ojos (14%), mandíbula 13%, fracturas 6.7%nariz (5%) y la conmoción en le 3.2%.

La evidencia de daño cerebral, (JAMA. 2017)** como la demostrada por el Dr. Bennet Omalu, sobre la encefalopatía traumática crónica entre los jugadores de futbol americano, fue descrita en el boxero desde 1987 por Sabharwal en la India, pero sin llegar a realizarse una película como la que el actor Will Smith interpreta en “La Verdad Duele”(2015, Concussion, en inglés).

A pesar de las consecuencias para la vida y la función el boxeo, sigue siendo favorito para muchas personas y negocio para apostadores.

Andy Ruiz cuenta con una historia que, seguramente, algún día llegará a la pantalla grande de continuar con su trayectoria boxística.

Nace en estado Unidos en Imperial Valley, en el estado de California. Ya desde los 10 años se peleaba con policías, además de compañeros que hacían burla por su sobrepeso. Eso lo llevó a convertirse en boxeador amateur y posteriormente en profesional a partir del 2009. A los 19 años realizó su debut profesional derrotando a Miguel Ramírez en Tijuana hasta lograr obtener el cinturón OMB Inter –Continental de peso pesado. En un intento por obtener el título mundial, pierde por decisión contra el australiano Joseph Parker, dejándolo dos años (2016-2018) fuera de acción. Pero ello no amedrentó a Andy que regresó para ganar ante Devin Vargas, Kevin Johnson y Alexander Dimitrenko.

Gracias a que Jarrel Miller resultó positivo en el dopaje por tres ocasiones Anthony Joshua, campeón de la WBO pesos pesados, no tenía rival. Eddie Hearn, promotor de peleas, recibió un mensaje por Instagram que captó su atención. “Dame la pelea, voy a pelar mas fuerte que cualquiera de los hombres que han mencionado, voy a darle una mejor pelea y voy a vencer a Anthony Joshua (Infoabe, 2019).

Así fue como, por un mensaje y con la seguridad de vencer llegó Andy Ruiz al evento en el Madison Square Garden logrando hacer historia en el boxeo pues, además de tener las apuesta en contra, consiguió convertirse en campeón de peso pesado y ser también el primero, con raíces mexicanas, de pasar a los libros como campeón en esta rama para el boxeo de México, en forma indirecta.

Los mexicanos hemos sido subestimados en muchos aspectos.

Hoy es necesario enfrentar muchas adversidades que se encuentran en nuestro camino. Hemos sido objeto de vejaciones, burlas y descalificaciones de muchas maneras.

Sin embargo, como éste peleador, que lleva tatuado en su piel su origen con orgullo y vencido reveses constantes, con pundonor, trabajo y constancia. También nosotros unidos deberemos seguir su ejemplo para contribuir a la unificación de nuestro país que tanto necesita para salir adelante.

No necesitamos de que alguien nos diga qué hacer o cómo hacerlo.

Para poder crecer, solo necesitamos el motivo que se encuentra en nuestro ser, las ganas de dejar la ignominia y con valor, a pesar de ser pequeños, quizás poco atractivos y con apuestas en contra, lograr lo que nadie ha imaginado que se puede, llegar a ser un país unido y fuerte .

Mis más sinceras felicitaciones a Andy Ruiz por darnos un ejemplo de lo que podemos lograr como mexicanos.

¡Hasta la próxima!

*Robles-Gómez, J. C. (2011). Revisión de las lesiones en el boxeo profesional, sus consecuencias y sus posibles prevenciones. 2/junio/2109, de EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires, Año 16, Nº 161, Sitio web: http://www.efdeportes.com/

**JAMA. 2017;318(4):360-370.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO