Con la toma de ceniza entre las personas que creen en la religió católica ayer dio inicio la temporada de cuaresma que es tiempo de penitencia, mortificación, conversión, arrepentimiento, limosna y oración.

Para quienes tienen fe en la iglesia católica duran te la toma de ceniza los cristianos que reciben o se impone la ceniza quiere la conversión, quiere cambiar de una vida de pecado a una vida de justicia y amor.

El cristiano que se acerca a la ceniza manifiesta la decisión de entender e integrar a su vida la pasión, muerte y resurrección del señor Jesús, su salvador.

Quiere morir a todo y llevar una vida nueva en cristo a la gracia y a la amistad de dios para sí ser la generación nueva destinada a ser en este mundo sal y luz que preserve de las tinieblas del mal y de la corrupción generada por el pecado.

El miércoles de ceniza marca la fecha en que la comunidad católica en el mundo se prepara, desde de ese día hasta el Domingo de Ramos, para la Pascua y la Semana Santa.

Las palabras emitidas por los sacerdotes de la iglesia católica en el llamado “Miércoles de Ceniza”, celebración religiosa donde los clérigos colocan la ceniza en forma de cruz sobre la frente de los fieles que acuden a templos e iglesias.

La celebración, no sólo comprende la imposición de cenizas, sino su significado, quien las recibe debe estar dispuesto a realizar un cambio espiritual para el bienestar de sus semejantes.

El fin de la cuaresma llega con la conmemoración de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén el domingo de ramos- que da inicio de la Semana Santa.
Los cuarenta días representan los que Jesucristo pasó en ayuno y en oración en el desierto.

También te puede interesar:  MOLESTA DESTITUCIÓN DE DIRECTOR

Con el miércoles de ceniza inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Cristo en la Semana Santa.

ESCRIBE UN COMENTARIO