Los leoneses cumplieron con la milenaria tradición de vestir “como inditos” para llevar ofrendas ante el altar de la Santísima Virgen de Guadalupe.

Niños y adultos portaron atuendos a la usanza de Juan Diego para evocar aquella aparición de la Virgen de Guadalupe sobre la tilma del indio Juan Diego.

La celebración guadalupana se celebra el 12 de diciembre, pero particularmente en León, desde al año de 1876, se realiza la romería los días 12 de enero por disposición del primer Obispo de la Diócesis de León, José María de Jesús Diez de Sollano y Dávalos.

Desde entonces, cada año el atrio y el templo del Santuario de Guadalupe se viste con los colores y con la devoción de San Juan Diego entre ofrendas, atuendos típicos y devoción mariana.

Este año no fue la excepción a pesar de la crisis por desabasto de gasolina que no inhibió la romería que, desde el mediodía, observó su máxima expresión de afluencia.

ESCRIBE UN COMENTARIO

También te puede interesar:  Estrecha vinculación entre escuelas y autoridades