La crisis hídrica continúa no solamente en León, sino en todo el país. Mientras que en algunas ciudades ya ha llovido, en Guanajuato se espera que la lluvia caiga. Entretanto, en colonias de la periferia, es común que haya horas y días sin el vital líquido.

 En la colonia Los Castillos siempre ha habido toda clase de retos y de dificultades para sus habitantes, desde cuestiones relacionadas con el transporte hasta de seguridad. Otro de sus muchos problemas está relacionado con la falta de agua, que poco a poco se va extendiendo en todo el país.

 Nora Dominguez, madre de familia y ama de casa, explica que en los Castillos es normal que el agua “se vaya” durante la tarde. “Ya es algo a lo que estamos acostumbrados”, señala. Asimismo, en varias calles y colonias del polígono el líquido es cada vez más escaso. Varios vecinos se quejaron de lo mismo.

 El canal de La Sardaneta luce completamente seco, y en otras colonias de la zona también escasea el agua. Así se vive la sequía en León.

SOBRE LA FALTA DE AGUA EN MÉXICO

La situación de la falta de agua en el país no es motivo de tomarse a la ligera… ni tampoco es algo novedoso. Se trataba de un problema que, como se dice vulgarmente, “ya se veía venir”. Un ejemplo es la página web www.aguas.org.mx, que se enfoca en la importancia de la concientización del vital líquido en el país. Al respecto, desde 2019 en este sitio se publico un artículo sobre los peligros de una crisis por H2 O, que afirmaba:

 “Estudios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indican que México se ubica en el séptimo lugar a nivel mundial en extracción de agua, con el 76 por ciento de la producción destinada a la agricultura y la ganadería, 9.6 por ciento para la actividad industrial y el 14.4 por ciento restante para consumo público”.

Por si eso fuera poco, es importante señalar que de las presas más importantes en México, más de la mitad se encuentra por debajo del nivel (entre ellas la del Palote, aquí en la Capital del Calzado) y poco a poco muchas comienzan a secarse. 

Hasta el momento, la única esperanza es la lluvia, que quizá llegue para mediados de mayo o junio.

ESCRIBE UN COMENTARIO