El Instituto Mexicano del Seguro Social impulsa la vasectomía como un procedimiento quirúrgico que sirve como método anticonceptivo definitivo.

A través de esta alternativa médica es posible decidir el número de hijos para una familia, informó el coordinador del Primer Nivel de Atención del Instituto Mexicano del Seguro Social, doctor Alfredo Bárez Montes.

“Consiste en la interrupción del paso de los espermatozoides a través del conducto deferente; estos se originan en los testículos para viajar por dicho canal y pasar a las vesículas seminales hasta su salida por medio de la eyaculación. Con esta interrupción se logra la no expulsión de espermatozoides durante la eyaculación”,  explicó el galeno.

Calificó como un procedimiento eficaz y sin efectos secundarios para quien decide adoptarlo.

La vasectomía sin bisturí, que se realiza en el IMSS, se practica en aproximadamente 15 ó 20 minutos, con anestesia local y es de forma ambulatoria, es decir, después del procedimiento el paciente se retira a su casa a tomar reposo, y la recuperación es rápida para poder incorporarse a sus actividades de manera regular.

Explicó que después de realizada la vasectomía se recomienda reposo para el paciente así como la aplicación de hielo en la zona tratada a fin de disminuir la inflamación acompañada de medicamento contra el dolor, el cual es prescrito por el personal médico.

Indicó que a la semana de haber sido intervenido el paciente, debe acudir a revisión para ver la evolución de la recuperación, para, posteriormente, retomar sus actividades cotidianas, pero en cuanto a las relaciones sexuales debe protegerse los próximos tres meses, hasta la realización de una espermatobioscopía -conteo de espermatozoides en la eyaculación- para descartar que haya residuos de los mismos.

ESCRIBE UN COMENTARIO