Ahora resulta que la ignorancia es una virtud. Entre más ignorante, más y más calificas para ser una persona ad hoc (apropiada, adecuada, etc..), para ser tomada en cuenta por el gobierno federal, a toda serie de apoyos económicos y sociales que brinda la auto llamada 4T. No sólo se trata de ser pobre, que bien sabemos, que serlo, trae como consecuencia, la falta de oportunidades educativas, por consiguiente, la ignorancia aflora casi en automático, salvo brillantes y notables excepciones.

En un presuntuoso mensaje en las conocidas y rancias “mañaneras”, el presidente Andrés Manuel López Obrador, destacó lo siguiente: “Morena, obtiene sus votos, con la gente más ignorante. Entre más analfabetismo, más apoyo a Morena”.  Está claro, quién o quiénes, son la clientela política y electoral del mandatario de la nación. También, aquellas mujeres y hombres que se identifican con el ideario del partido en el gobierno y por supuesto, los políticos que ven en la ignorancia, la manera de lucrar con los pobres, para llegar al poder.  Es por la ignorancia, entre otros factores, que da lugar una serie de disfuncionalidades graves, como la violencia, la intolerancia y la perdida de valores que vemos y vivimos todos los días, una sociedad perdida y sumergida en la falta de dignidad y falta de respeto a principios básicos o mínimos, jamás vistos. Desde diciembre del 2018, al inició del presente gobierno de izquierdas, vivimos “un ejemplo” por parte de AMLO, donde el menosprecio al prójimo es el común denominador. Sobre todo, la división del pueblo contra el pueblo, por no ser todos pobres.

El individualismo debe dejar paso a la individualidad, es decir, las personas hemos de actuar no como especímenes vulgares generadores del voto, sino como constructores sociales, aportando de forma crítica nuestros conocimientos a la sociedad. Siempre con respeto y no, privilegiando el “poder de la ignorancia y el populismo” por encima de la razón y del conocimiento. La 4T nos ha impuesto y sometido a la sociedad de la ignorancia, cómo si fuera un modelo ejemplar y digno de vida.

Es triste decirlo y peor aún, reconocerlo, que hoy en día en este gobierno, la elección de los jóvenes no es más que el reflejo de las prioridades del gobierno de la sociedad. El discurso explícito del jefe de la nación, que una y otra y otra vez, machaca con privilegiar la ignorancia y la pobreza, por encima de la aspiración valida y privilegiada de los ciudadanos, para alcanzar el éxito y la riqueza, contrasta con la idea de alcanzar notoriedad por ser analfabetos, ignorantes, delincuentes o narcotraficantes.

La tecnología y el pésimo gobierno de la república, en los últimos cincuenta años, han propiciado el surgimiento de una sociedad supuestamente informada, organizada tipológicamente como la Red de los pobres e ignorantes y la Red de la clase media-media alta y ricos, pensantes-conscientes, de la realidad social y su costo económico, vía el trabajo y el esfuerzo diario. Contrario al populismo desbocado y demagógico de condenar a los ignorantes, analfabetos y pobres, a morir en dichas condiciones. Sin ninguna aspiración mayor, que ser orgullosamente ignorantes por los siglos de los siglos.

No hay duda, que todos aquellos ignorantes, analfabetos y pobres, que son los creyentes fieles seguidores de AMLO y MORENA, su referente es AMLO, porque son igual a él, y se acercan como iguales al mediocre mandatario justificando todo, por ignorantes de conciencia y de sentido social cómo el propio presidente. La manipulación del mandatario es tan grande, que distorsiona la realidad, aprovechando el marginalismo supremo y sobre todo, el revanchismo social que han acumulado por generaciones, para castigar a aquellos que los han “sometido” por ser ignorantes.

Todos los morenistas, actúan desde sus instintos, sin pensar en consecuencias. Estoy convencido, que ser ignorante hoy en día, es responsabilidad de cada uno, ya que gran parte de la información que controla el mundo está en sus teléfonos, en internet. Es muy cómodo poner la mano sin trabajar, sin hacer nada, más que estar ahí de manera incondicional del que tiene el poder y que empoderará a la mediocridad del infierno de la pobreza por siempre.

Sócrates dijo: “la verdadera sabiduría es reconocer la ignorancia”

¿No cree usted?

ESCRIBE UN COMENTARIO