“De dos a tres caídas” es uno de los eventos de lucha libre y arte urbano más importantes de León. Sin embargo, pese a su popularidad, es una muestra de lo mucho que ha perdurado el pancracio en la ciudad.

Sin duda, lo que durante años fue el centro de reunión de la lucha libre leonesa, fue la Arena Isabel.
De manera formal, la lucha libre llega a León durante la década de 1940. Cosme Vera, un destacado empresario hotelero, fue el primero que la promovió. Como en gran parte de México, fue recibida con gusto.

Fue en el Barrio de Santiago donde los Vera construyeron la Arena Isabel, en el Barrio de Santiago. Durante los años cincuenta y sesenta, gozó de gran popularidad, pues fue cuando comenzaron a proyectarse las películas del Santo, se encontraba al lado un cine con el mismo nombre.

Uno de los más grandes ídolos de León y Guanajuato en cuanto a lucha libre se refiere, fue Bobby Lee, quien desafortunadamente, falleció en 2020. Su nombre real fue Carlos Alvarado, y se le conoció con el sobrenombre de “Amenaza Verde”. En su momento, fue uno de los luchadores que más se acercó a quitarle la máscara a El Santo.

Otro destacado luchador que no se puede pasar por alto fue Black Shadow, cuyo nombre real era Alejandro Cruz Ortiz, nació en León en 1921. Falleció en CDMX, en 2007. Fue creador de la lucha aérea, y entre sus llaves hubo una que bautizó como “la leonesa”.

DE DOS A TRES CAÍDAS
El evento que se llevó a cabo el domingo en la Plaza de la Ciudadanía Griselda Álvarez tuvo su primera edición en 2018, cuando se rindió un merecido homenaje no solamente a Bobby Lee, sino a Antonio H. Martínez, el creador de la primera máscara de lucha libre mexicana.
Posteriormente, en 2019, se rindió su merecido homenaje a Black Shadow y Blue Demon, grandes (y excelentes) compañeros en el cuadrilátero. Para el 2020, el terrible año de la pandemia, se homenajeó a Chale Armenta, importante réferi leonés que cubrió en muchas ocasiones a Aluxe y Tinieblas, a quienes también se les reconoció.

ESCRIBE UN COMENTARIO