Es importante para la vida del país la discusión en las respectivas cámaras de un tema que ha sido abordado durante varios meses como es la Guardia Nacional, propuesta por el presidente López Obrador y que dividió opiniones desde el principio en los partidos opositores, incluso de los mismos integrantes del grupo político MORENA, como fue el caso de Tatiana Clouthier.

Hago una aclaración previa sobre un posible desconocimiento de una cantidad importante de mexicanos que no conocemos tan a fondo los objetivos y la distribución de las dos cámaras que conforman el Poder Legislativo. La Cámara de Senadores está compuesta por 128 senadores electos, que son los representantes de cada uno de los estados de la República Mexicana; la Cámara de Diputados, con un grupo mucho más numeroso que incluye los diputados electos y también los designados por los partidos políticos que no están sujetos a votación popular, denominados plurinominales, siendo un total de 500 diputados. Ambas cámaras están coordinadas de tal manera que de acuerdo a reglamentos específicos se inicia en la Cámara de Diputados un tema a discutir, que puede incluir una reforma constitucional o una iniciativa de ley, pasa al Senado para su aprobación y si es el caso que el Senado le haga modificaciones, la devuelve a la Cámara de Diputados para su análisis y posterior rectificación y la regresa a la Cámara de Senadores para que se apruebe en comisiones y posteriormente en el pleno de la asamblea.

Después de esto, de acuerdo a la importancia de las reformas, pasan a los Congresos de los estados para que sus respectivas Cámaras le den su aprobación, con lo que queda totalmente concluido el proceso, quedando aprobadas las reformas y las nuevas adiciones a las leyes. Posteriormente las comisiones establecen leyes secundarias y los reglamentos que faltan por discutir todavía, pero de hecho como es el caso de la Guardia Nacional, que es el caso importante que nos ocupa este día, queda totalmente aprobada y entra en funciones inmediatamente.

Se ha hablado mucho de la Guardia Nacional y la discusión primaria era que iba a ser compuesta por militares del Ejército y la Marina, la Policía Federal y al mando de la Secretaría de la Defensa Nacional. Hubo muchos encuentros y discusiones, y rechazo a la proposición  y finalmente ha quedado aprobado que la Guardia Nacional tendrá el mando por civiles; en este caso la Secretaría de Seguridad y Protección ciudadana, y la disciplina, organización y régimen interno de parte de la Secretaría de la Defensa Nacional. Así tendrá actuación civil, con disciplina y organización militar y todos los componentes de esta Guardia Nacional recibirán una capacitación en derechos humanos. En caso de ser necesario el uso de la fuerza, estará regulado por la ley y no por decisión de ningún Gobierno Estatal, sino con la aprobación del mando civil.

Muchos se preguntan ¿para qué se necesita la Guardia Nacional?, según lo declarado por el presidente López Obrador, ante la ineficiencia manifiesta durante muchos años de los cuerpos policíacos municipales, estatales e inclusive la Policía Federal, para reprimir el crimen era necesario contar con una solución diferente y para esto se habla de erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia, garantizar empleo, salud y bienestar, respeto pleno y promoción de derechos humanos, regeneración ética de la sociedad y de una manera muy importante se reformulara el combate a las drogas, crear un ambiente de paz nacional y la seguridad de que se contará con un organismo que protegerá y dará certeza de seguridad plena a todos los mexicanos.

La Guardia Nacional, que se pretende iniciar su formación formal lo más pronto posible, casi de inmediato, será un organismo nacional que abarque todos los estados de la República, reforzando donde hay mayor incidencia de violencia, actividad del crimen organizado y colaborará de una manera eficiente y en forma coordinada, con las policías municipales y estatales que recibirán el fortalecimiento de esta guardia nacional.

Habrá que pensar que la creación de la Guardia Nacional deberá ser coordinada por el Gobierno Federal para reforzar el Sistema Judicial, quizá con mayor número de jueces, agentes del ministerio público o fiscales y en última instancia dar un cambio radical en la administración de justicia, ya que en la actualidad es bastante lenta y se dura demasiado tiempo para tomar decisiones que se necesitan con celeridad.

También habría que ver que solución le van a dar, porque los delincuentes que se encuentren culpables y haya necesidad de encarcelarlos ¿en qué cárceles los colocarán?, pues es cierto que la mayoría de los reclusorios del país no solamente están llenos, sino que tienen una sobrepoblación en la que a los reclusos se les da un trato inhumano por el hacinamiento que se vive en esos lugares.

Hemos de insistir que la Guardia Nacional puede ser la gran solución en la disminución de los delitos que antes se consideraban no graves y ahora lo son; pero habrá que tener una constante coordinación, pues hay un consenso nacional de aprobación de todo el pueblo para recibir ayuda necesaria y urgente, ya que el aumento de la delincuencia y la violencia, como es el caso de nuestro querido estado Guanajuato, donde no reconocer que tenemos un problema bastante grave de homicidios, secuestros y otros delitos conexos, sería negar lo que es una realidad estamos viviendo todos en el estado.

Se habla de que posiblemente la Guardia Nacional al inicio de su formación sea un grupo de alrededor de 50,000 elementos, integrados por los mejores del Ejército, la Marina y la Policía Federal como hemos dicho, y posiblemente por policías estatales que quieran integrarse a este cuerpo de élite, el cuerpo de México estamos reconociendo que el Gobierno Federal reconoce que existe un problema de seguridad y una corrupción bastante alta, y la intención primaria es acabar con esas lacras que lastiman el bienestar de la población.

No nos queda más que el deseo ferviente que esta Guardia Nacional sea la solución para acabar con los problemas que aquejan al país.

Atentamente
Ing. Pedro Medina Hurtado

ESCRIBE UN COMENTARIO