Desabasto no detiene a la diversión

Pese al desabasto de gasolina, los leoneses, así como visitantes de otras entidades de la República, asistieron a la Feria de León 2019… aunque no hubo la afluencia de otros años. De alguna u otra forma, la gente optó por desplazarse en Uber o en camión.

La gente llegó a hacer fila en los habituales puestos de comida, que año con año son los más concurridos, como fue el caso del pan de soya “Lulú” y también las tradicionales gorditas tarascas. En ediciones pasadas de la feria, el primer domingo el lugar estaba abarrotado, pero durante el mediodía la gente comenzó a llegar.

“Actualmente vivo en los Cabos, pero nací en León. Me quedé con familiares para venir a la feria, tenía una agenda apretada pero pude venir”, señaló Mauricio Martínez.

Leticia Santillán, quien es licenciada en sistemas, explicó que su familia y ella se trasladaron en camión, y otros en Uber. “Lo hacemos con sacrificios pero vale la pena venir, como cada año”.

 

VENTAS ACEPTABLES

Los Tacos al vapor “Checo” de San Juan Bosco, tienen 44 años yendo a la Feria de León.

Señaló Sergio García que para ser el tercer día, y primer fin de semana de la feria, las ventas se han mantenido de manera aceptable.

En lar gorditas michoacanas “La Monarca” los trabajadores señalaron que para ser el primer domingo de la feria, empezaron con afluencia difícil y malas ventas, y en los más de 20 años vendiendo no se habían topado con una situación similar, provocada por la falta de gasolina.

Por su parte, visitantes como María de Jesús Zapién optaron por visitar la feria en camión. Pese a sus 74 años, sigue viniendo a la Feria.

También te puede interesar:  Avanza el tren

Ella recordó cuando se hacía la feria en la Miguel Alemán.

“Cada año es diferente, cada año está muy bien. A mí me gusta todo lo de la feria y no dejo de venir aunque no haya gasolina”.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO