Aunque se acorta la diferencia en la incidencia de homicidios dolosos entre los estados más violentos de la república, Guanajuato registra 1,000 víctimas menos que en 2020, con las que sigue encabezando como en el que más sangre ve correr por los asesinatos, mientras Baja California y Michoacán le siguen de cerca, seis más siguen acumulando el 50% de todos los crímenes.

De acuerdo con los reportes oficiales, en 2021 hasta el 12 de diciembre, Guanajuato alcanzaba ya las 3,286 víctimas de asesinato. Esa es la tercera incidencia anual más alta en la historia del estado, aunque falta que termine este mes de diciembre para conocer la estadística definitiva.

En 2018, el año en que se disparó la violencia homicida a más del 100% respecto del 2017, el total anual fue de 3,290 víctimas, mientras en 2019 alcanzó las 3,540 y en 2020 se alcanzó el tope histórico de 4,490. Pero comparado con otras entidades de la república, Guanajuato es seguido por Baja California con un total de 2,742 víctimas de homicidio doloso.

Michoacán registra, también hasta el 12 de diciembre, 2,587 víctimas; Estado de México 2,513; Jalisco 2,261 y Chihuahua 2,141.

Las seis entidades acumularon hasta este domingo 12, un total de 15,228 de las 31,465 víctimas de homicidio doloso reportadas en todo el país. Prácticamente el 50%.

ESCRIBE UN COMENTARIO