“Es usted la tercera persona que ocupa el cargo de la Secretaría de Bienestar en lo que va de esta administración, con tantos cambios y el debilitamiento institucional, sello de este Gobierno”.

Así recibió en tribuna la diputada federal, Ana María Esquivel, a la titular de la Secretaría del Bienestar, Ariadna Montiel.

Representante del Distrito 6 de León, Arrona Esquivel se presentó en tribuna para expresar el posicionamiento del PAN respecto al desempeño de la citada dependencia.

“Hoy, en el cuarto año de Gobierno lo que impera es el uso demagógico de la política social, en detrimento del combate a la pobreza y la reducción de las desigualdades sociales que debían ser el principal objetivo de la dependencia a su cargo”, dijo la legisladora.

En su intervención dio a conocer datos, como que según el Coneval la población en situación de pobreza de 2018 a 2020 creció de 51.9 a 55.7 millones de personas, y la población en pobreza extrema se incrementó de 8.7 a 10.8 millones.

Dijo que esta administración no ha sido capaz de replantear su estrategia en materia social, ya que se continúa al amparo de una política social desarticulada y sin un mínimo de técnica en la construcción de acciones, que efectivamente rompan con el ciclo intergeneracional de la pobreza.

“No hay diagnósticos para entregar apoyos directos a quienes más lo necesiten, el esquema de transferencias monetarias universales beneficia también a los que más tienen, lo cual amplía las brechas de desigualdad.

“Es evidente que para este Gobierno los pobres no son su prioridad. La realidad es que nuestro país se sumerge en una constante ola de pobreza que arrasa cada vez más con familias que padecen hambre y su economía cada vez alcanza para menos”, recalcó.

Señaló que Adriana Montiel fue la encargada de dar a conocer la desaparición de las estancias infantiles y otros programas que beneficiaban de manera directa a los trabajadores.

Habló de la opacidad en la entrega de los beneficios y la rendición de cuentas y la poca sensibilidad de la Secretaría del Bienestar en cuestiones de género y equidad.

“Hoy solo 5 de cada 10 hogares con menores ingresos recibe al menos un programa social, frente a casi 7 de cada 10 de quienes los recibían en el 2016. Aquí es cuando se hace evidente que no es suficiente estar al frente de una secretaría como la de bienestar; hace falta interés, conocimiento y capacidad de todo un equipo para hacer que las cosas funcionen”, enfatizó.

Finalizó invitando a la funcionaria a que, a 2 años de que termine esta administración federal, camine junto a los proyectos de los legisladores, “Eso sí, lo que verdaderamente les interesa es el bienestar de las y los mexicanos”, concluyó.

ESCRIBE UN COMENTARIO