La última fotografía que tomó Paula Ruiz con su celular fue la de su asesino, antes de que le disparara en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

En la imagen se aprecia la sombra de la mujer, de 41 años, sujetando su teléfono con ambas manos, mientras un hombre a bordo de una motocicleta le apunta con una pistola que tiene en su mano derecha.

La mujer murió la madrugada del domingo en el hospital de Las Culturas, donde fue atendida tras recibir un balazo.

La Fiscalía del Estado de Chiapas informó que Miguel, uno de los hijos de Paula, acudió en motocicleta a recoger a su madre al hotel en el que trabajaba como recepcionista, en la Calle Crescencio Rosas, en el centro de la ciudad.

Miguel estacionó su motocicleta, y al volver al sitio junto con su madre, el vehículo ya no estaba.

Ambos vieron que un hombre, acompañado de un cómplice, empujaba la motocicleta por la Calle Álvaro Obregón, así que la mujer los encaró.

Uno de los ladrones sacó un arma de fuego y disparó contra Paula, quien dejó a cuatro hijos menores de edad.

El crimen, ocurrido a tres cuadras del parque central de la ciudad colonial, fue condenado por activistas, feministas y ciudadanos en general que exigieron a las autoridades justicia y mayor seguridad.

ESCRIBE UN COMENTARIO