Luego de que en 2020 todavía muchas familias se mantuvieron mucho más resguardadas por la pandemia de COVID-19 y no salieron a pedir dulces en Halloween, en este 2021, dicha popular festividad regresó a varias calles de la ciudad y contribuyó para la reactivación económica.

Este diario ya había hecho previamente recorridos en diversas tiendas y mercados de la ciudad para documentar cómo se preparaban las personas para salir a pedir dulces la noche de ayer; sin embargo, en diversos bulevares también se ofertaban disfraces de todos los tamaños, tipos y colores.

Por ejemplo, sobre el bulevar Delta, la señora María del Socorro tenía exhibido los diversos disfraces que ofertaba para esta popular festividad que se le atribuye a la cultura anglosajona, pero que diversos historiadores han expresado que el origen del Halloween le pertenece a los celtas.

En entrevista con este diario, la vendedora expresó que tiene cerca 8 años dedicándose a comercializar este tipo de productos y relató que el año pasado, por la pandemia, ni siquiera salió a vender.

“El año anterior ni vendimos, yo no vendí y ahorita se me hace que está más accesible (la reactivación económica)”.

Algunos de los disfraces más buscados en esta temporada de Halloween del 2021 fueron particularmente dos, los disfraces de la popular serie de Netflix del Juego del Calamar y también estuvieron preguntando mucho por el disfraz del personaje de Cruella. Sin embargo, las tradicionales vestimentas de los monstruos como vampiros, brujitas y el maquillaje también estaban ofertándose, año con año son buscados por la ciudadanía.

La señora María del Socorro declaró que este año está satisfecha por la respuesta que ha tenido en su negocio, pues, en comparación el año pasado no tuvo ninguna ganancia.

Entre los coloridos disfraces también había algunos de superhéroes de hadas de calacas y también vestidos de princesas.

De cara al cierre de año y luego de pasar estás populares fiestas, la señora María del Socorro, como vendedora, espera que la reactivación económica siga así y ya no se vuelva a detener, siempre y cuando no se arriesgue la salud.

ESCRIBE UN COMENTARIO