El tejido de lana tradicional se profesionaliza cada vez, convirtiéndose no solo en una costumbre sino además en parte del distintivo Marca Guanajuato. Así queda claro en el stand “Ropa de lana artesanal” en la Feria de Verano.

Claudia Cayetano Florentino es oriunda de Toluca, de la comunidad indígena mazahua. Hoy en día radica en León y con el distintivo Marca Guanajuato ha difundido la ropa de lana que con el paso de los años se ha convertido en agrado del público.

Aprendió a hacer artículos de lana gracias a sus abuelos, quienes le enseñaron a tejer y coser poco a poco. Es una antigua tradición que pasa de generación en generación. Hacen gorritos, calcetines, mangas, guantes, suéteres y chalecos. Algunos gorritos le toman varias horas. Todo se hace completamente a mano, se aprende de generación en generación y es una tradición familiar.

La lana con la que Claudia cose y teje no es de Guanajuato. Ella la trae constantemente de Santiago Tianguistenco.

Sin embargo, enfrenta retos, como todos los comerciantes de la Feria que se lleva a cabo en pleno verano. Uno de los principales es la falta de ventas, pues Claudia se encuentra en la parte descubierta del Pabellón Guanajuato, y mucha gente no sabe de ese lugar. “Como indígenas que somos deberían darnos nuestro lugar, porque mucha gente se pasa de largo”, dice Claudia. 

“Ahora que me dieron lugar en la feria, nos dedicamos a esto. Tengo ya siete años en el Fondo Guanajuato, y este año esperamos lo mejor”, dice Claudia Cayetano.

ESCRIBE UN COMENTARIO