Otra joven promesa de Disney dejó de brillar de manera repentina.

Cameron Boyce, famoso por las películas Son Como Niños 1 y 2, series como Jessie y las cintas televisivas Los Descendientes, falleció el sábado a los 20 años tras sufrir una convulsión derivada de una enfermedad por la que estaba en tratamiento médico.

Boyce comenzó su carrera a los 9 años en la película Reflejos (de 2008) y después trabajó con Adam Sandler y la mexicana Salma Hayek.

«Tuve el privilegio de interpretar a la madre de Cameron en #grownups 1 y 2 y nos mantuvimos en contacto a través de los años. Era animado, talentoso, amable, generoso, divertido y una luz brillante».

«Su alegría vivirá en nuestros corazones para siempre mientras él sigue bailando y brillando en otros lugares. Mi corazón está con su hermosa familia», escribió ayer Hayek en sus redes sociales.

También Sandler lo despidió con un emotivo mensaje, al igual que Kenny Ortega, coreógrafo y director de Los Descendientes 3, cinta de Disney Channel en la que el joven actuó y que se estrenará en agosto.

«Sin duda, el mundo ahora está sin una de sus luces más brillantes, pero su espíritu vivirá a través de la bondad y la compasión de todos los que lo conocieron y lo amaron», expresó la familia de Boyce a través de un comunicado en el que solicitó privacidad para enfrentar el duelo.

Hasta el cierre de esta edición, no se habían revelado detalles concretos del deceso ni del padecimiento de Boyce.

ESCRIBE UN COMENTARIO

También te puede interesar:  Fidel Nadal será parte de Motofiesta