Un negocio de comida localizado en la esquina de bulevar las Torres y Juventino Rosas, uso sus cajones de estacionamiento para poner mesas y sillas, el mobiliario ayudo a extender el mejor servicio para sus clientes pero también obstruyo el paso peatonal.
“Es una tarugada que agarren las banquetas, es parte de su estacionamiento de su local, pero se va encima de la banqueta y ponen en peligro al peatón”, dijo Arturo Guzmán.
El hombre que se dedica a comercializar sombrero considero de mal gusto que autoridades estatales y municipales hagan zonas peatonales en el centro histórico y las periferias no se haga lo mismo.
“En el centro histórico hacen zonas peatonales, pero acá afuera no existen peatones o que, también ahí la gente anda caminando”, detalló el francorrinconense.
NO HAY COHERENCIA
De acuerdo a Guzmán estas imágenes no corresponden al desarrollo urbano adecuado del municipio, ya que por un lado se extienden las zonas peatonales y coloniales del centro histórico y por otro se olvidan las banquetas menos que están alejadas de esta zona.
El empresario dijo que la situación debe revisarse por parte de las autoridades municipales, ya que la mayor preocupación para el y las demás personas es la integridad física, “Pasa un carro y se los lleva y es cuando ocurren los accidentes”, detalló.
Además considero que las revisiones al reglamento de desarrollo urbano, debe tener en cuenta los espacios que toma de las banquetas TELMEX y la Comisión Federal de Electricidad, organismos que instalan sus postes y nunca le dan mantenimiento.
LLAMADO A LAS AUTORIDADES
En la mencionada esquina existen postes que aunado al tema de ocupación de banqueta por parte de varios negocios, hacen intransitables algunos espacios peatonales de San Pancho, sobre todo en horas pico y durante los fines de semana.
Por otro lado conmino a las autoridades a modificar, revisar o de plano replantear gran parte del reglamento urbano de San Pancho, ya que las banquetas no deben formar parte del acceso vehicular de manera peligrosa.
“Un ejemplo la Central camionera no debe estar ahí, porque pasa mucha gente diario y no existe banqueta en esa calle”, comentó.
CAPACIDAD DE MODIFICAR
Para el entrevistado en algunas zonas del país como Vallarta y León, las autoridades piden por cada 30 o 40 metros de negocio un cajón para estacionamiento, mientras que “En San Pancho se piden 80 metros para un cajón”.
Independientemente que los reglamentos de desarrollo urbano hayan sido planteados desde años por otras administraciones, “El municipio tiene la capacidad de modificarlos en pro de los ciudadanos que suelen pedir más espacios públicos” detalló Beatriz Rebollo, una madre de familia.
Por último comentó que de hacerse una modificación a los reglamentos de urbanización en San Pancho, la administración encabezada por Ysmael López García tendría un gran acierto y la población se lo agradecería.

También te puede interesar:  RENUNCIA DIRECTOR DE PREDIAL

ESCRIBE UN COMENTARIO