El penúltimo concierto de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) se caracterizó por dos estrenos, en primer lugar, los músicos de la orquesta interpretaron la miniatura “Génesis” del joven compositor Gerardo Alejandro Martínez, alumno del Departamento de Música de la Universidad de Guanajuato.

Dicho estudiante participó en la convocatoria “Mesas de lectura 2019” en la que se incentiva a estudiantes a mandar una obra a dictamen para que la OSUG la interprete.

Esta composición se escribe a manera de miniatura sinfónica, un “haiku orquestal” donde se expresan y se ejercitan en la escritura sinfónica.

Este concierto se llevó a cabo en el Teatro Juárez y estuvo a cargo del director titular de la OSUG, Roberto Beltrán Zavala.

El recinto como toda la temporada lució repleto, los asistentes además del estreno de la miniatura, también escucharon el estreno en Latinoamérica del “Concierto para violín” del compositor holandés Michel van der Aa, una de las personalidades artísticas más atrayentes de la actualidad.

Para la interpretación de esa obra se contó con la participación del destacado violinista Daniel Rowland que fue el solista invitado y el cual se ha establecido en la escena internacional como un artista muy versátil, carismático y aventurero.

Tocar dicho concierto para violín exigió una interpretación muy demandante de principio a fin, sin embargo la OSUG logró una ejecución elocuente y junto con el solista invitado tuvieron los atributos necesarios para afrontar las dificultades técnicas y extraer la sustancia expresiva de la obra.

Otra de las obras que tocaron los músicos de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato fueron “Mi mamá la oca” de Maurice Ravel, esta composición evoca la infancia desde los sonidos a través de una selección de cinco narraciones que integran la suite.

Para finalizar el concierto, los músicos interpretaron la “Sinfonía en tres movimientos” de Igor Stravinsky.

ESCRIBE UN COMENTARIO