El sector hotelero en Guanajuato ha sido uno de los rubros productivos más dañados por la pandemia del Covid-19, por lo que esperan la autorización de la Secretaría de Salud de Guanajuato para volver a operar, luego de dos meses de permanecer cerrados.

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Guanajuato Liliana Preciado Zarate explicó que para el sector el 2020 ya es año perdido, debido a la fuerte baja de ingresos que les ha significado la pandemia provocada por el coronavirus y que en el Estado de Guanajuato supera ya los 60 días.

Durante este tiempo, los cerca de 50 hoteles que forman parte de la asociación han trabajado prácticamente sin clientes, lo que ha ocasionado una pérdida financiera para todos ellos de unos 60 millones de pesos.

“Para el sector el 2020 ya es un año perdido. Hasta ahorita las pérdidas andan como en unos 60 millones y todos los integrantes de la asociación han resultado perjudicados”, dijo.

Señaló, que pese al complicado escenario esperan la autorización de la Secretaría de Salud de Guanajuato para reabrir los establecimientos que permanecen con sus puertas cerradas desde el pasado mes de marzo.

Preciado Zarate consideró que la reactivación para el sector podría ocurrir hasta los meses de noviembre o diciembre, pues por ahora no hay certeza que las autoridades sanitarias definan con precisión la vuelta a las labores.

“Nosotros vemos la reactivación de todo hasta noviembre o diciembre. Nosotros vemos el año 2020 completamente perdido y la reactivación no va a ser fácil va a ser gradualmente”, afirmó.

Por ahora, en la ciudad sólo laboran de manera parcial una docena de hoteles, el resto es decir unos 85 mantienen sus puertas cerradas, a la espera de la decisión de las autoridades que les permita volver a la actividad.

De acuerdo con las autoridades de salud, por el momento las actividades productivas que se han reactivado son la industria automotriz, la minería, y el campo.

Liliana Preciado aclaró que esperan volver a las labores, en medio de medidas más estrictas de salud y seguridad, debido a que los efectos de la pandemia del coronavirus se mantienen vigentes y no hay indicaciones que hablen de relajar las medidas.

Recordó que, durante este tiempo, los propietarios y administradores de los hoteles han optado por la capacitación del personal, como una forma de mejorar el servicio, una vez que las condiciones permitan el regreso.

A los integrantes del sector les pidió estar al pendiente de las decisiones de las autoridades de salud para ajustar sus labores a los procedimientos y protocolos que se fijen por parte de autoridades sanitarias.

ESCRIBE UN COMENTARIO