La pandemia del coronavirus ha provocado diferentes “daños colaterales”. Uno de ellos es la imperante crisis económica, y otros como el vandalismo a las escuelas. Para los delincuentes, es muy sencillo destrozar totalmente una institución educativa, como es el caso de la Telesecundaria 765 ubicada en la calle Agricultor de la colonia San Isidro Labrador.

Decir que la escuela ha quedado “en mal estado” a causa de los constantes robos es quedarse corto. Literalmente, los delincuentes de la zona se han robado todo. Ni los mingitorios, ni los pizarrones, ni las rejas, ni los cuadernos, ni la malla ciclónica.

No es difícil entrar a lo que fuera la secundaria, pues algún vándalo rompió la malla. Basta con darse una vuelta a su interior para percatarse que algunos vidrios están rotos, los grafitis “adornan” algunos muros y el equipo escolar que debe tener cualquier institución educativa brilla por su ausencia, salvo uno que otro cuaderno o lápiz que permanece en el empolvado suelo.

La ubicación de la escuela es a un paso del cerro, en los límites de la colonia. Debido a que en la actualidad muchos niños y jóvenes no toman clases presenciales, las instituciones educativas están a merced del delito.

COOPERAN VECINOS

Lo cierto es que los vecinos han intentado poner su granito de arena para mejorar la situación. Sin necesidad de que alguien los mande, han comenzado a limpiar la hierba de los alrededores y a realizar rondines de vigilancia ciudadana.

Desde temprano, Leticia Fonseca se levanta y quita la hierba de los alrededores, pues en ella algunos delincuentes se ocultan. Otros, por el contrario, se han llegado a robar cosas con el más absoluto cinismo, sin esconderse de la gente que habita en la colonia San Isidro Labrador.

“Lo único que nos dejaron fueron las paredes”, dice Leticia, entre en broma y en serio.

El inmueble permanece en decadencia, en espera que los niños y jóvenes regresen a clases presenciales… lo que es difícil en la actualidad, con el semáforo naranja recientemente activado.

ESCRIBE UN COMENTARIO