El secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato, Álvar Cabeza de Vaca, ratificó que el programa Escudo ha tenido buenos resultados para contener el alza de los índices delictivos.
Dijo que no hubo ninguna irregularidad en su adquisición y operación del equipo según los resultados de la revisión del Congreso del Estado y que nunca se dijo que sería la “panacea” para resolver todos los problemas de inseguridad en la entidad.
En entrevista, el funcionario estatal asegura que Escudo ha sido el programa más “ultra revisado” por parte del Congreso del Estado, a través de la Auditoria Superior del Estado de Guanajuato (ASEG), y no se ha encontrado ninguna irregularidad en la aplicación de los recursos públicos destinados a la adquisición, instalación y operación de esta herramienta tecnológica, la cual ayuda al combate a la inseguridad.
“No hay ningún tipo de responsabilidad administrativa, civil o penal” que derive de la última revisión del órgano de fiscalización del Congreso del Estado y que fue aprobada por la mayoría de los legisladores luego de un debate sobre el desempeño del programa.

APROBADO
Este jueves, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por mayoría (22 votos a favor y 10 en contra) el dictamen final de la auditoria aplicada al programa y en donde se determinó que la tecnología adquirida existe y está en operación.
“Este ha sido el único programa de la administración estatal que ha sido auditado cada año, al 100 por ciento, y han sido más de 70 mil componentes que lo integran los que han tenido una revisión puntual de los auditores”, detalla.
En medio del debate, la oposición aseguró que habría que revisar ahora los resultados que arroja la tecnología adquirida ante el incremento de delitos como el homicidio doloso, pero la ASEG no puede hacer una auditoria de desempeño del programa porque no está dentro de sus facultades, únicamente verificar que se hayan aplicado correctamente los recursos para la adquisición de la tecnología y que esté en operación.
Al respecto, el secretario Álvar Cabeza de Vaca reconoce que los partidos políticos han tenido posturas encontradas sobre los resultados del programa y es un terreno donde prefiere no opinar porque desde su punto de vista “la seguridad no es un asunto de partidista” y hasta ahora solamente ha escuchado planteamientos políticos y no técnicos respecto a Escudo.

NO ES LA PANACEA
Sobre el debate de los actores sociales y políticos respecto a la efectividad que ha tenido Escudo para reducir los índices delictivos, explica que “nunca dijimos que era la panacea contra la inseguridad, es solo una herramienta”.
Esta tecnología no suple las políticas públicas y programas encaminados a construir la seguridad en Guanajuato y en donde hay otros elementos como la inversión en instalaciones policíacas, equipamiento, profesionalización de los cuerpos policiacos municipales, prevención de la violencia y delincuencia, entre otros aspectos relevantes para contener los índices delictivos.
El Secretario de Seguridad Pública del Estado apunta que Guanajuato es uno de los pocos estados en el país que dispone de una plataforma única de información en materia de seguridad y que el modelo ha sido adoptado por otras entidades en el país, como es el caso del Estado de México, Hidalgo, Michoacán y Sonora, por mencionar algunas.
“Este programa Escudo se reproduce por igual en gobiernos del PAN, PRI y PRD porque la seguridad no es una cuestión de partidos”, afirma.

MÁS SEGURO
Además sostiene que gracias a esta herramienta tecnológica hoy Guanajuato es más seguro porque se empieza a observar una tendencia a la baja de algunos delitos del fuero común sin dejar de resaltar que en el caso de los homicidios dolosos han tenido un incremento.
Finalmente, explica que incluso se han frenado algunos delitos del fuero federal, como es la desarticulación de bandas de la delincuencia organizada que se dedican al trasiego y distribución de drogas; robo de transporte de carga en carreteras y robo de combustibles a Pemex.
A diferencia a lo que sucede en otras entidades donde la situación se desbordó por la falta de atención de las autoridades responsables de atender los delitos.

ESCRIBE UN COMENTARIO