Christian Martínez dirigió su primer encuentro como técnico interino del León y al final aceptó que el partido contra Santos fue muy complicado y dijo que, al final se sufrió, pero se sacó un justo empate.

Martínez, aseveró que sus jugadores “dejaron todo dentro de la cancha, creo que hicieron un buen partido de visita y se logró un punto importante”.

Agregó que el primer tiempo fue muy complicado y al final se hizo largo, mientras que en el complemento lograron hacer el gol, “pero fue complicado porque enfrentamos a un rival con buenos jugadores y nosotros veníamos con bajas”.

“Creo que al final el equipo sufrió, pero nos llevamos un justo empate. Me quedo con el esfuerzo de los chicos, hicieron un gran partido y fue un desgaste muy grande y en el último partido el equipo jugó mucho tiempo en inferioridad numérica”, destacó.

Manifestó que “el equipo jugó e intentó, el rival buscó empatar y después trató de superarnos. Ellos y nosotros tuvimos oportunidades, nosotros tuvimos algunas que no pudimos concretar, pero el equipo va a ir agarrando su mejor nivel”.

Christian Martínez, aceptó que “la vida es lucha igual que el futbol, el domingo en casa con nuestra gente esperamos hacer un buen partido. Ya la próxima semana tendremos a los que estaban suspendidos, vamos a trabajar toda la semana y esperamos sacar el resultado”.

Apuntó que en un equipo como León siempre hay presión, “pero es una presión con responsabilidad que tenemos que asumir, sabemos la calidad y el talento que tienen los jugadores, el grupo está ilusionado como tu servidor para poder entrar a la reclasificación que es lo que tenemos tangible. El pasado no lo podemos cambiar y que ser optimistas”.

ESCRIBE UN COMENTARIO