Graciela y Eduardo, son una pareja que nació a través de las redes sociales. Ellos son de los pocos usuarios que no utilizan redes para buscar información o trolear como la mayoría de la gente lo hace.

Además de conocerse gracias a la tecnología, les ha ayudado para fortalecer su amor durante esta pandemia en donde ambos fueron contagiados de Covid-19.

Los enamorados confesaron ser fanáticos de las aplicaciones  que sirven para encontrar pareja.

En su experiencia personal ambos coinciden que en la búsqueda de pareja de manera virtual hay de todo; quienes buscan una relación seria y también quienes solo desean pasar un rato. Aconsejan que se tiene que poner mucho ojo a la hora de elegir, desde la foto de perfil e información.

“Hay de todo tipo de aplicaciones, depende de las necesidades de cada persona. Nosotros nos conocimos  Badoo, como todos comenzamos con un like a las fotos, luego platicamos, pero en un inicio nos veíamos solamente como amigos”, compartío el novio.

Después de meses de contacto por WhatsApp, tuvieron su primera cita en el Forum Cultural Guanajuato, aunque en ese entonces su contacto era solo por teléfono, ya existía confianza.

Los dos tenían claro que ese no era el momento para comenzar una relación, pues Greis, estaba en otra relación.

Como se dice coloquialmente la paciencia es una virtud, Lalo, supo esperar a quien en unos meses se convertirá en su esposa.

Ella, decide terminar su relación y darle una oportunidad a LaLo, ahora como pareja, relación que han mantenido durante 2 años.

En este tiempo  han pasado de todo,  risas, llanto, alegrías, penas, pero la prueba más grande fue mantener su salud y enfrentar el Covid-19.

El primero en contraerlo fue él, dedicado al comercio, no pudo estar confinado ni un día, y a principios  de junio se contagió en la carnicería donde labora.

“Yo solo pensaba en no contagiar a mi mamá. Mi novia estuvo en todo momento conmigo, el coronavirus no solo pega en la salud, también en los emocional fue muy duro estar sin ella físicamente”.

A través de videollamadas tuvieron comunicación todos  los días.

La pesadilla volvió a mediados de noviembre cuando Greis, después de varios síntomas se realizó la prueba que confirmó  estar contagiada de Covid-19.

“Yo creo que me contagie en el trabajo pero no lo puedo asegurar. Perdí mi olfato, me dio fiebre, y decidí hacerme la prueba. Mi mayor miedo fue cuando acudí a la clínica por mi incapacidad, y la persona que iba delante de mí, le dijeron que la tenían que dejar internada para intubarla, ese para mi ha sido lo más fuerte, el pensar que a mi también me dejarán”.

Afortunadamente no tuvo que ser internada  y pudo llevar su tratamiento en su casa, con un aislamiento total por 15 días, tiempo en el que su novio estuvo al pie del cañón en todo momento por medio de videollamadas, la apoyó en el proceso por el que él ya había pasado unos meses atrás.

Superando la terrible enfermedad, determinaron que la vida nadie la tiene asegurada y convencidos que son el uno para el otro, darán el siguiente paso al contraer nupcias este año si la pandemia se los permite.

ESCRIBE UN COMENTARIO