Durante la pandemia, en el municipio, personas que se dedican a delinquir desmantelaron y saquearon un promedio de entre ochenta a cien escuelas en tanto solamente diez planteles no fueron objeto de ese tipo de actos.

Loreto Belén Becerra Guerrero, directora de Educación y Cultura en el municipio, señaló que durante la pandemia un promedio de ochenta a cien planteles, que son la mayoría de las escuelas, fueron saqueados y solamente diez planteles no sufrieron daños por  causas de robos.

Precisó: “En el municipio solamente diez escuelas son las que se mantienen integras, debido a que no les robaron nada como sucedió con la mayoría de los espacios educativos que se localizan en colonias, barrios, zona urbana y distintas comunidades del medio rural”.

Aseguró que las escuelas que resultaron afectadas por los robos y actos vandálicos sufrieron desde el robo de las puertas, sanitarios, escritorios, equipos de cómputo y todo lo que integraban las instituciones.

La funcionaria municipal consideró que la mayoría de las escuelas fueron afectadas de forma importante y por ello la preocupación de cómo van a tener que recuperar los objetos que fueron robados para que en el mes próximo de enero, que regresen los niños, adolescentes y jóvenes a los planteles para continuar de forma presencial con las actividades en esos lugares, puedan tener materiales y recursos de buena calidad para su desarrollo educativo.

Añadió que para que las escuelas estén en condiciones para el regreso a clases durante el mes de enero que regresan a clases presenciales, la Secretaria de Educación de Guanajuato ya está trabajando para realizar las reparaciones de las escuelas a fin de que los alumnos cuenten con espacios en buenas condiciones en donde los maestros les proporcionen las clases.

ESCRIBE UN COMENTARIO