Un total de 35 personas fueron detenidas durante los operativos que autoridades municipales aplicaron durante el primer fin de semana del Festival Internacional Cervantino (FIC), la mayoría de los detenidos son originarios de otras ciudades y estados del país.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) dio a conocer que en los operativos efectuados se contó también con la participación de integrantes del Ejército Mexicano.

Fueron los días viernes y sábado cuando se detuvo a una mayor cantidad de personas, pues mientras el primer día fueron arrestadas 35 personas, la cifra subió a 70 el sábado, mientras el domingo también se presentaron 30 arrestados.

La mayor parte de los arrestos ocurrieron en calles y vialidades de la zona centro y algunos callejones, donde las personas en su mayoría cometieron faltas administrativas, entre las que destacaron ingerir bebidas embriagantes en espacios públicos y utilizar callejones como baños públicos, además de algunas riñas que se presentaron.

Otras personas fueron detenidas durante el operativo alcoholímetro que se aplicó la noche del sábado en las calles de la zona centro,  donde destacó el arresto de Raúl Luna Pavón, el ex candidato a la presidencia municipal Fuerza por México, que conducía un auto de su propiedad sin placas.

Otros de los arrestos fue el de un artista urbano de la ciudad de Guadalajara, quien fue sorprendido grafiteando en la zona centro y al cual se le explicó que esta práctica está prohibida en la ciudad.

Mediante diversas cuentas en redes sociales, usuarios mostraron su malestar contra los visitantes, que al ser impedidos para beber en la zona centro, se adentraron a los callejones causando molestias a los habitantes.

“Ya agarraron el callejón de baño público y no hay policías por ningún lado porque esa misma gente se metió a tomar en el callejón”, dijo Juan Hernández, en su cuenta de Facebook.

Las personas también mostraron su inconformidad contra las corporaciones de seguridad, debido a que la vigilancia se concentró en toda la zona centro y el resto de las regiones de la ciudad no fueron debidamente atendidas.

“Lo malo es que con el Cervantino solo vigilan en el centro, para acá hay muchas fiestas y hasta se oyen muchos cuetes y eso que en Guanajuato está prohibida la pirotecnia”, afirmó Lorena González, habitante de Villaseca.

ESCRIBE UN COMENTARIO