sábado, abril 13, 2024
InicioLocalLeónDestaca Arzobispo el valor del matrimonio

Destaca Arzobispo el valor del matrimonio

El matrimonio es la máxima expresión del amor humano y signo del amor de Dios, que eleva al ser humano a un plan superior, expuso el arzobispo Alfonso Cortés Contreras.

“Cuando Dios quiere expresar todo su amor y el amor que nos tiene siempre se toma el ejemplo de la relación del esposo y de la esposa”, enfatizó en la misa dominical en Catedral luego del evangelio según San Juan sobre la Boda en Caná a la que asistió la madre de Jesús, los apóstoles y Jesús como invitados.

Toda expresión del amor humano, todo encuentro de amistad y de amor que existe en esta tierra es signo del amor de Dios, por eso el amor humano, es un amor santificado, digno, aquel amor que se expresa según la voluntad de Dios, eleva al ser humano a un plan superior, enfatizó.

Explicó que cuando Dios quiere expresar todo su amor y el amor que nos tiene, siempre se toma el ejemplo de la relación del esposo y la esposa.

“El matrimonio es sagrado, por eso cuando se banaliza el matrimonio, con cualquier figura, se está banalizando a Dios; cualquier expresión de amor humano, de cariño, profundo, verdadero, limpio en todo sentido, es el amor de Dios; por eso cuando se banaliza el sexo, la relación del hombre y la mujer, se banaliza a Dios”, enfatizó.

Precisó que celebrar un matrimonio, un bautismo, un acontecimiento de fe en la iglesia, debe hacerse con dignidad; la fiesta debe hacerse con dignidad y no estropearse con el vicio y con lo que no es digno.

El pastor católico destacó que el evangelio de la boda en Caná, en medio del matrimonio, al que asistió Jesús, Dios se manifiesta en un ambiente de amor, de fiesta, en la celebración de una alianza de amor entre el esposo y la esposa, es la alianza que Dios establece con su pueblo de corazón a corazón, de amor y fidelidad, de amor que es para siempre.

La intervención de María con su hijo que le responde que “no ha llegado mi hora”, sin embargo, accede, cuando María les dice “hagan lo que él le diga”, y los apóstoles creyeron en él, Jesús pasa así del antiguo al nuevo testamento, el vino es símbolo de la presencia de Dios, de la sangre de Cristo, de su divinidad, refirió.

“Es también la expresión de lo sagrado que es el matrimonio, por eso cuando se banaliza el matrimonio, con cualquier figura, se está banalizando a Dios; cualquier expresión de amor humano, de cariño, profundo, verdadero, limpio en todo sentido, es el amor de Dios; por eso cuando se banaliza el sexo, la relación del hombre y la mujer, se banaliza a Dios”, enfatizó.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular