La organización de Bravos de León no contempla participar en la temporada 2020 de la recién confirmada Liga Mexicana del Pacífico, que estaba ‘en el alambre’ debido a la pandemia.

Mauricio Martínez, presidente de Bravos de León, confirmó a El Heraldo de León, que no tienen planes para migrar y participar este año, ya que prefieren mantenerse en el circuito veraniego.

En gran parte se debe a la duración de la campaña, más extensa en el verano, así como tener su lugar asegurado en la LMB, que hace unas semanas confirmó su cancelación este año.

Ingresar a la Liga del Pacífico supondría afectarles en su proyecto, ya que el proceso de pretemporada sería al término de la LMP, lo que les dejaría muy poco tiempo para apuntalarse.

El presidente de la LMP, Omar Canizales, confirmó que el Pacífico iniciará a mediados de octubre, y con diez equipos confirmados se jugará hasta enero, sin embargo mantienen limitaciones como la posibilidad de jugar en todas sus plazas.

De lo contrario tendrían que adaptarse para jugar solamente en la mitad de sus ciudades, y en un principio tendrían que hacerlo sin acceso al público en sus estadios.

Otro impedimento para Bravos es que la contingencia aún no se controla en León, uno de los municipios más afectados del país.

Bravos ya había manifestado que el ingreso en taquilla es uno de los que más les impacta, por lo que se manifestaron de acuerdo en que la LMB, liga en que participan desde 2017, no se juegue este año ante la imposibilidad de tener afición.

ESCRIBE UN COMENTARIO