Desde la semana pasada personal de la Dirección protección Civil (PC) Municipal abrió las compuertas de la Presa de la Olla para desfogar el exceso de líquido y evitar situaciones de riesgo para la población, por lo que se mantienen los monitoreos al vaso de captación.

Las lluvias que se han presentado en la localidad en las últimas semanas, han ocasionado que el nivel de la Presa de la Olla supere el 100% de su capacidad, por lo que se han iniciado acciones preventivas para evitar contratiempos.

Explicó que también se han revisado las condiciones de la Presa de San Renovato ubicada metros arriba del citado vaso, así como los arroyos que las alimentan a ambas, para aplicar medidas de prevención, en caso de ser necesario.

Y es que ambas Presas, se ubican sobre la cañada del distrito del Cubo, una de las zonas serranas más altas de la ciudad y desde donde se forman grandes avenidas pluviales, que alimentan estos embalses.

Señaló que al igual que se hace con estos vasos de captación, también se hace lo mismo con otros que se ubican en la ciudad, las cuales debido a las lluvias siguen aumentando su nivel de almacenamiento.

Igual ocurre en el caso de los ríos y arroyos que atraviesan diversas zonas habitacionales de la ciudad, los cuales mantienen en aumento sus niveles, debido a las recientes lluvias.

Entre estas afluentes se encuentran el río San Luisito, en la colonia del mismo nombre, el río Durán que recorre Hacienda de Duran y San Clemente, así como el Pastita, en la colonia del mismo nombre y el río Guanajuato, en zonas como Noria Alta y Marfil.

ESCRIBE UN COMENTARIO