Los operadores de los camiones urbanos y suburbanos continúan haciendo paradas para el ascenso y descenso de pasaje en lugares prohibidos, provocando constantes embotellamientos en la Zona Centro de la ciudad.

Uno de los espacios en donde no existe señalamiento para subir o bajar pasaje se localiza en la calle 5 de mayo, delante de la clínica del IMSS; sin embargo, los conductores del transporte público se detienen y provocan embotellamiento en la zona donde se ubica la desviación del bulevar Raúl Bailleres.

Otro de los puntos en donde los camiones urbanos provocan congestionamiento es en la calle Dr. Domenzain, en donde existe un espacio para el ascenso y ascenso de pasaje, aun así los operadores llegan y se paran fuera del cajón, generando congestionamiento entre los vehículos que a diario circulan por la calle Fundación.

La zona de la Calzada Hidalgo es otro de los puntos en donde los conductores del transporte público se detienen de forma constante para subir y bajar pasaje en zona que no son cajones para realizar dichas maniobras.

Uno de los conductores de uno de los automóviles que les tocó estar detenidos en una de las calles de la Zona Centro de la ciudad por dichas situaciones, señaló que las administraciones llegan y se van y nunca han aplicado el reglamento en contra de los operadores delos camiones urbanos que circulan a vuelta de rueda y se detienen en donde a ellos les place para bajar y subir pasaje.

Consideró que en tanto las autoridades en materia de vialidad no apliquen el reglamento, las cosas van a continuar igual o peor.

ESCRIBE UN COMENTARIO