La empresa de capital canadiense, Greath Panther Silver, concesionaria de la mina San Ignacio, decidió cerrar este centro de trabajo y dejo sin empleo a 200 trabajadores desde el pasado 30 de noviembre.

Fueron los mismos empelados quienes denunciaron el repentino cierre, pues el pasado 30 de noviembre, cuando se presentaron a laborar, fueron enterados por los contratistas que desde ese día la mina cerraría.

Por su parte, la vocera de la empresa, Mariana Fregonesse, informó que el cierre se debió a que la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) les ha negado la autorización para ampliar la capacidad de la presa para el almacenamiento de jales que produce esta mina.

Ubicada en las inmediaciones de la comunidad Sangre de Cristo, esta mina, a lo largo de los últimos años, ha representado la principal fuente de empleo junto con Bolañitos para habitantes de zonas rurales como Mineral de Santa Ana, Llanos de Santa Ana, La Luz, Sangre de Cristo, Mexiamora, entre otras.

“La empresa ha decidido poner en cuidado y mantenimiento sus minas en Guanajuato y su planta procesadora a finales de noviembre. La compañía no ha tenido aún permitido de la Comisión Nacional del Agua para poder ampliar el almacenamiento de la presa de jales”, dijo.

Hasta ahora, los trabajadores no han sido informados de manera oficial sobre la causa del cierre y la pérdida de su fuente de empleo y tampoco se les ha enterado sobre el proceso de liquidación.

Los mismos empleados señalaron que hasta ahora sólo les ha dicho que ya no pueden laborar más en su lugar de trabajo, por lo que ya no cuentan con una fuente de ingresos para ellos y sus familias.

Otro de los factores que se ha relacionado con el cierre de esta mina tiene que ver con la baja en el precio de los metales a nivel internacional y que ha afectado de manera directa a toda esta industria en general.

“A nosotros, desde el martes pasado, nos dijeron cuando llegamos a trabajar que ya se había cerrado la mina y que ya no había trabajo”, afirmó uno de los mineros afectados con el cierre.

Greath Panther Silver también tiene a su cargo la concesión de las mimas Cata y Rayas, que se ubican en la ciudad de Guanajuato, las cuales también ofrecen hasta unos 400 trabajos.

Esta es la primera ocasión, en lo que va de 2021, que una empresa minera con sede en esta ciudad recurre al cierre de actividades, algo que no ocurría desde hace más de un año, cuando la subsidiaria canadiense, Endeavour Silver cerró actividades en la mina del Cubo.

ESCRIBE UN COMENTARIO