La noche del sábado el Domo de la Feria lució a «reventar». El motivo: el concierto del venezolano Danny Ocean, quien convocó a más 3 mil 500 personas.

Las filas de fans llegaban hasta el estacionamiento del estadio y -para acceso a otra zona- hasta Poliforum. La espera valió la pena cuando en punto de las 9:20 de la noche apareció sobre el escenario el cantante, compositor y productor.

Danny cantó el primer tema, «Dembow», desde una tarima instalada a mitad del recinto, donde su fanaticada, que estaban sentados de la mitad al final domo, lo pudieron disfrutar de cerca.

A partir de la segunda canción regresó al escenario, y enseguida puso a bailar a todos con sus éxitos con «Veneno», «Babylon girl», «Cuando me acerco a ti», «Bebé» y «Volare».

La velada continuó con «Fuera del mercado», «Rubia sol» y «Vuelve». La más esperada del concierto: «Me rehúso», fue cantada de principio a fin por los fans y se convirtió en el «himno de la noche».

El venezolano agradeció el cariño del público leonés y exaltó la importancia de esta ciudad para su carrera.

Luego de noventa  minutos de show, Ocean se despidió con una gran ovación, satisfecho de haber brindado una noche inolvidable a miles de fans.

ESCRIBE UN COMENTARIO