León tiene un “estrés hídrico” por la falta de agua, así que con o sin el acueducto de El Zapotillo,  el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal), planea la construcción de bordos para obtener el vital líquido con la lluvia,  y así concentrar el mayor número de pozos que hoy están en manos de particulares.

El presidente del Consejo Directivo, Jorge Ramírez, consideró como un sueño la conclusión de la presa en Jalisco, en tanto se planea una estrategia operativa para una mejor eficiencia en el uso del agua, la detección de tomas clandestinas.

«Sin duda alguna, nuestro estrés hídrico es muy muy importante y tenemos que resolver el tema de El Zapotillo, en estos días seguramente el presidente López Obrador se reunirá con Enrique Alfaro (gobernador de Jalisco) y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo (gobernador de Guanajuato) ya para tratar de ponerle fin a este período de aplazamiento a este proyecto”, apuntó.

Manifestó que Sapal cuenta con 157 pozos con los cuales surte un 2.8 metros cúbicos de agua por segundo.

A través de un análisis que ha realizado Sapal, se han detectado mil 200 pozos, de los cuales están a concesión agrícola, y otros que fueron excavados de manera clandestina.

CON AGUA HASTA 4 AÑOS

El directivo detalló que el agua que se espera de Jalisco a través de “El Zapotillo”, es hasta los 3 ½ o 4 años, y aún faltaría la licitación para el acueducto, es decir de 30 a 37 meses para concluir la presa en lo interno (tubería), así como la captación del vital líquido en la presa.

También te puede interesar:  Gana joven guanajuatense concurso nacional

«Poder fortalecer y darle descanso a estos mantos acuíferos que la ciudad tanto necesita y para Guanajuato no hay otra opción al Zapotillo, y eso se los hemos dejado claro, en la Conagua están conscientes del tema y esperamos que el presidente lo resuelva», apuntó.

En tanto, el director de Sapal, Enrique de Haro Maldonado, dijo que aun con El Zapotillo los próximos cuatro años se seguiría dependiendo de los pozos del municipio.

En cuanto a la captación del agua de lluvia, comentó que al estar los niños de vacaciones se ahorra el vital líquido, porque las mamás no bañan de manera recurrente a los menores.

“Hay acuerdos que seguiremos respetando, pero llegue o no llegue El Zapotillo buscamos tener un plan B con aguas superficiales, que no es el mismo volumen. Hoy León necesita 3.1 metros cúbicos por segundo, eso es lo que nos demanda la ciudad de León, nosotros estamos explotando 2.8 metros cúbicos por segundo aproximadamente, ahorita en temporada de lluvia, la gente nos ayuda porque en temporada vacacional a lo mejor no baña a los niños, no tienes la vida rutinaria como lo es en el regreso a clases, y eso nos permite darle una eficiencia al ciudadano”, apuntó.

ESCRIBE UN COMENTARIO