Aunque no es todavía una circunstancia que deba provocar alarma, hay que asumir que es muy probable que la variante Ómicron ya circule en México y reforzar las medidas preventivas en la frontera norte, la capital del país y destinos turísticos, consideraron especialistas de la UNAM.

Samuel Ponce de León, coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus, señaló que hasta el momento la variante ha provocado en otros países cuadros relativamente leves, por lo que de estar presente en el país podría no hacer sido detectada todavía.

«No se ha demostrado que esté circulando en México, podemos suponer que quizá podría estar circulando, en virtud de que está circulando en California, y toda la frontera norte es una zona en donde el intercambio es gigantesco. Entonces, es muy probable que se haya casos, habrá que identificarlos», señaló.

«El muestreo de esta cepa se hace básicamente en pacientes muy sintomáticos, muchos, que están hospitalizados. Entonces, bueno, habrá que quizás diseñar la estrategia para tratar de buscarla anticipadamente, pero más allá de que no se haya reportado, el hecho de que la vamos a tener aquí, sin ninguna duda», agregó.

En tanto, Alejandro Jácome Ramírez, académico e investigador en la Facultad de Ciencias de la UNAM, se pronunció por enfocar la detección de la variantes en metrópolis de alta densidad de población como la Ciudad de México.

«Detectarla va a depender de qué tantas muestras se hagan. Se tendría que reforzar en ese sentido, quizá en la Ciudad de México, encontrar si hay focos donde están creciendo los casos, y buscarla de forma intencionada», planteó.

ESCRIBE UN COMENTARIO