León continúa sus entrenamientos en el Centro Deportivo La Loma de Querétaro, desde donde trabaja la primera etapa de su pretemporada para el Apertura 2019 de Liga MX.

El equipo de Ignacio Ambriz, que estará en la capital queretana desde el 26 de junio, entre novedades en sus juegos de preparación que aumentaron de dos a cuatro.

Y es que apenas haya terminado la fase de trabajos físicos, el León anunció que tendrá su primer juego amistoso el 29 de junio, cuando se mida a Bravos de Ciudad Juárez en el Estadio León a las 11:00 de la mañana.

El encuentro fue oficializado por las dos entidades, que pondrá a prueba al equipo verdiblanco ante la nueva franquicia de la Liga MX, que compró su lugar en el máximo circuito pero se está reforzando para competir en el máximo circuito.

Después, el segundo encuentro de preparación 4 días después, midiéndose al ‘hermano’ del Ascenso MX de Grupo Pachuca, como ya es tradición, Mineros de Zacatecas, el 3 de julio también en León.

Ambos encuentros serán previos a los ya anunciados hace algunas semanas, primero el 7 de julio, ante Rayados de Monterrey, en el Toyota Field de San Antonio, Texas; posteriormente, chocarán contra los Diablos Rojos del Toluca, el 10 de julio en el Cotton Bowl de Dallas, Texas.

SIN MUCHOS MÁS REFUERZOS

Los Esmeraldas cerrarán su semana de prácticas en Querétaro entre noticias adelantadas por su técnico de no recibir más refuerzos, según dijo esta misma semana.

La intención era que los Panzas Verdes trajeran todavía más a un contención y otro extremo, sin embargo, las llegadas que tiene Ambriz dejan a su equipo con ‘sobrecupo’ en las posiciones de adelante, por lo que ya no tendría más que bajas.

En espera de conocer otras salidas, dependiendo de ofertas, León planearía la posible sustitución de jugadores para el próximo torneo.

Hasta ahora, León recibió a sus delanteros Ismael Sosa y Leonardo Ramos, quienes ya entrenan con el resto del equipo.

ESCRIBE UN COMENTARIO