Al final del encuentro, Nacho Ambriz declaró que el partido fue trabado, pero cada quien respetó su estilo de juego y al final, León rescató los tres puntos que ya les hacían falta.

Además, destacó que en lo personal no se encontraba desesperado y por el contrario, estaba tranquilo, “sabía que tarde que temprano el equipo iba agarrar el nivel que ha mostrado antes”.

Aunque aceptó que esto, les da para trabajar en otro ambiente diferente, “no es que no lo hubiera, pero yo estoy tranquilo sabiendo que el equipo se va volver a mostrar. Se acabaron los pretextos, tenemos que funcionar y mejorar y sumar los puntos necesarios”.

Sobre los tres puntos, aseveró que les vino bien porque ya llevaban dos rachas de dos partidos perdidos, “rescatamos que hoy (ayer) sacamos los tres puntos, muy necesarios que ya nos hacían falta”.

Insistió que no hay pretexto, “nos tenemos que recuperar, viene una seguidilla de partidos muy complicados, pero tenemos que sumar para acercarnos a los primeros lugares. Estoy buscando variantes y aprovechar los movimientos de gente como Navarro”.

Por último, sobre la renovación de su contrato, aseguró que ni preocupado está, “es algo que no me inquieta y también aclarar que yo simplemente dije que mi ilusión es irme a dirigir a Europa, pero eso me lo toman siempre a mal, estoy a gusto en el Club León”.

ESCRIBE UN COMENTARIO