“México está destinado a ser el nuevo China del mundo”, dijo ayer Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores de México.

Esto durante una reunión organizada por la Confederación de Cámaras Industriales, Concamin Bajío, con industriales, empresarios, políticos y representantes de las cámaras y colegios de nuestra ciudad.

El canciller mexicano fue invitado a participar en el evento “Avance en la consulta T- Mec para la atracción de inversiones».

Y aprovechó la tribuna para exponer algunas perspectivas que posee acerca de cómo ven a nuestro país en el extranjero.

Señaló que aunque China seguirá siendo una potencia económica, en México se instalarán muchas empresas por su importancia estratégica para la cadena de valor, además de que es un país confiable, productivo y respetuoso de la propiedad intelectual.

Dijo que de acuerdo con lo que él ha visto acerca de lo que los otros países esperan del nuestro, está en buena medida en cuestiones que nosotros podemos controlar, lo que es bueno para México.

“Hay una expectativa favorable en el mundo acerca de México. Se nos ve como un país con una gran importancia estratégica, además de que no se nota mucho pero nuestra moneda, el peso, se encuentra muy bien valorada. Ya hay negocios que se realizan en pesos”, explicó.

Declaró que en el mundo hay algo a lo que él llama “estrés geopolítico” en el que nuevamente se trata de tomar un bando.

“O estás con Rusia o con Europa; o estás con China o con Estados Unidos”. Además, declaró que ahora México le interesa muchísimo a los Estados Unidos.

Comentó que la pandemia impactó enormemente a la clase dirigente en Estados Unidos, Europa y en otros países y narró la experiencia que tuvo con Elon Musk, CEO de Tesla, a quien buscó por más de un año y medio y en medio de la pandemia fue éste quien lo buscó para “pedirle un favor”, tras el cierre de varias plantas en México por la recesión a raíz del Covid, lo que estaba afectando a nivel mundial la producción de Tesla.

“Con esto les quiero decir que los dirigentes de las empresas en el mundo tienen ahora claro que México tiene una importancia estratégica para su cadena de valor y que es un país confiable, productivo y muy leal en el sentido de que nunca les hemos robado propiedad intelectual”.

Fue cuestionado acerca de lo que se está haciendo para mejorar las condiciones de los transportistas que viajan a los Estados Unidos y que por cuestiones de Tratado de Libre Comercio no tienen las mismas condiciones que cuando los camiones de allá entran al territorio nacional.

Y dijo que todo eso está en revisión en los paneles de trabajo a los que dijo no hay que tenerles miedo porque se revisarán las circunstancias en ambos sentidos.

Adelantó que para 2030, todo los transportes de carga que se envíen a Estados Unidos con productos desde nuestro país, deben cambiar de tecnología. Es decir, los vehículos deberán ser eléctricos.

ESCRIBE UN COMENTARIO