Pantallas de leds, ocho músicos, bailarines y una estructura de andamios sobre el escenario envolvieron sus más de 25 interpretaciones

CIUDAD DE MÉXICO. La manera en que María José hizo Conexión anoche con su público es única.

Con las mujeres, por ser de «Las Que Se Ponen Bien la Falda», tema con el que arrancó, a las 20:20 horas, su concierto en el Auditorio Nacional, el octavo de su carrera en solitario en el lugar y estreno del tour Conexión.

Aunque también conecta con quienes admiran su belleza y sensualidad, lo cual La Josa aprovecha para presumir toda clase de atuendos.

Y con los hombres, de las 10 mil personas que asistieron ayer, se une con sus temas, pues los hace cantar, bailar, gritar y emocionarse, a algunos, ¡hasta las lágrimas!

«Gracias por hacer lo que esta loquita quiere siempre. Esta noche es para ustedes, no soy nada sin ustedes. ¡Gracias!», expresó.

Pantallas de leds, ocho músicos, bailarines y una estructura de andamios sobre el escenario envolvieron sus más de 25 interpretaciones.

A sus fans, desde niños hasta jóvenes y adultos, los motivó a cantar al unísono «Él Era Perfecto», «Adelante, Corazón» y «Frente a Frente», una tanda de esas que le llegan a los que sufren mal de amor.

Ya con otro vestuario, la ex Kabah ofreció piezas románticas en las que pudo lucir la potencia de su voz, y que por supuesto fueron coreadas por la entusiasta audiencia.

Los duetos con Yahir, uno de sus invitados, primero en «Empezar de Nuevo» (de Jesucristo Súper Estrella) y después en «Contigo Sí», demostraron que también hace química con sus colegas.

También te puede interesar:  LLEGAN IMPARABLES AL FIG

Lo demostró otra vez, con Matisse, en «Ya No Me Acuerdo Más de Ti».

De vez en cuando, entre las canciones, tomaba una copa de vino blanco porque tenía sed… «de la mala».

Fueron más de dos horas de repertorio, en las que nunca perdió la conexión con la gente ni siquiera porque les dijo «Me Equivoqué», «No Soy una Señora» y «Prefiero Ser Su Amante», con la que cerró su show.