El caso de Debanhi Escobar desató una ola de conmoción y al mismo tiempo encendió alertas para las mujeres que en algún momento deben tomar un taxi, sea de aplicación o no.

Las recomendaciones para viajar lo más seguras posible comenzaron a circular desde que se registraron casos de personas atacadas en estas unidades.

En 2017, el caso de Mara Fernanda Castilla, asesinada en Puebla presuntamente por un chófer del servicio Cabify, hizo sonar las alarmas.

Debanhi estuvo en un taxi de aplicación y después bajó del mismo. El conductor le tomó la foto que se ha viralizado, en la que se le ve sola en la carretera en medio de la noche.

Carmen Martilez, conductora de taxi de aplicación y actriz, hizo un vídeo -que se viralizó- en el que da tips que ella considera, de acuerdo con su experiencia de seis años como chófer, que pueden proteger e incluso salvar la vida en estas situaciones.

Recomendaciones como las de Martilez también son ofrecidas por organizaciones civiles e instituciones educativas. Aquí un recuento de ellas:

1- Cuando pidas un taxi de aplicación, checa que la placa y el chófer sean los mismos que aparecen en la app; aunque parezca algo obvio, dice Martilez, hay personas que no hacen esta revisión. Igualmente, se recomienda tomar una captura de pantalla de la ficha del chófer y enviarla a una persona de confianza.

2- Al subirte llama a alguien cercano a ti (familiar o amistad) y dile: «Ya estoy en el taxi, ya te compartí el viaje». En el caso de Uber, la aplicación tiene la opción de compartir con una o varias personas.

3- Nunca te sientes en contra esquina del chófer, aconseja Martilez.

«Si estás en estado inconveniente y te quedas dormida, el chófer puede tocarte fácilmente. Siéntate detrás de él porque le va a ser más difícil tocarte», explica en su vídeo.

«Si en algún momento necesitas inhabilitar al conductor con tu mano derecha, si estás detrás va a ser muy fácil que puedas meter la mano (por abajo del cinturón de seguridad del chófer), jalar el cinturón y ahorcarlo. Y si él te llega a golpear, puedes cubrir tu cabeza (con la cabecera del asiento).

«Inmediatamente va a soltar el volante, aflojar los pies, se detiene o pierde el control del coche. Por eso es importante que tengas el cinturón de seguridad puesto», afirma.

4- Verifica que tu puerta no tenga seguro contra niños, y si lo tiene, pídele al chófer que lo quite, recomienda la conductora.

Si su respuesta es que está averiado, cancela el viaje. Pídele que te abra, te bajas y pides otro taxi.

5- Nunca te quedes sin pila en el celular, mantén al menos un 20 por ciento de batería, señala Martilez.

6- Toma la unidad en el punto que la solicitaste, indica el sitio de la Universidad Veracruzana. Si el chófer te pide que te muevas o te acerques a otro punto, no aceptes. Busca lugares iluminados donde sea más fácil localizar el vehículo y ver al conductor con claridad.

7- Habla durante el viaje, recomienda la casa de estudios. Ya en la unidad, comunícate por teléfono con algún familiar o amistad que pueda acompañarte al teléfono en el trayecto y hazle evidente al chófer que alguien más sabe que estás ahí.

8- Viaja en grupo: si sales de una fiesta o reunión, trata de utilizar el servicio entre varios.

9- Si una de tus amistades está «muy tomada» o en estado inconveniente, no la mandes sola, informa a alguno de sus familiares o, de ser posible, acompáñala en el vehículo hasta su casa.

10- No te confíes. Al tomar un taxi de aplicación no estás confiando tu vida a una empresa, sino a un completo desconocido, concluye la UV.

«La mejor opción, por ahora, que tenemos las mujeres para estar a salvo es no andar en estado inconveniente, no perder el control de tu cuerpo», reflexiona Martilez.

«Sí, es cierto, eso no les da derecho a hacernos nada. Pero vivimos en México y mientras la cultura machista de México no cambie y el Gobierno no aprenda a hacer su trabajo, nosotras tenemos que cuidarnos».

ESCRIBE UN COMENTARIO