Ya sea con o sin pandemia, hay asociaciones civiles y organizaciones que se dedican, de manera incansable, a ayudar. Una de ellas es Amadavi, que le tiende la mano a personas con cáncer. Esta es la historia de sus logros y acciones.

Al respecto, Estela Rea, presidenta de la fundación, señala que ella representa a muchísimas personas que ayudan a niños, jóvenes, adultos y adultos mayores con cáncer en un acompañamiento integral, de forma física, terapéutica, etcétera. No solamente se limita a eso, sino también a otorgar medicamentos, sillas de ruedas, prótesis, pelucas, e incluso, talleres y reconstrucciones mamarias.

“Esto es algo que nosotros pensamos y constituimos”, dice Estela.

Amadavi ya tiene 5 años constituidos. Pero Estela ya había apoyado y colaborado en otras asociaciones civiles. “Supe que había más necesidad de atender a ese joven, a esa mamá, que a la mejor por ese cáncer, necesitaba reconstruirse o empoderarse. Para los chicos, se necesita inclusión a la educación. También apoyamos con los viajes: a Cancún, Nuevo Vallarta o Los Ayala, para que vayan con toda la familia y se sientan incluidos y amados todos… pues cuando hay un enfermo, se descuida a otros miembros de la familia; entonces, los llevamos a la playa, para que toda la familia sane sus heridas para poder salir adelante”.

Después de casi dos años de pandemia, mantenerse a flote es un auténtico reto. “Lo hemos logrado con la fe: gente que necesita ayuda y todavía pasa por peores situaciones que uno. Bendito sea Dios, nunca dejamos de trabajar, pues era una necesidad muy importante, ya que muchas familias se quedaron sin trabajo. Ahora se ha ido abriendo la actividad económica, hemos crecido poco a poco… podemos decir que ha sido un milagro”.

Para este año se plantea que Amadavi siga con la educación, y lleve a cabo carreras recreativas, además de becas y talleres. También están trabajando en sus instalaciones propias, que es en lo que se trabaja actualmente. “Tener nuestras instalaciones nos dará la oportunidad de multiplicarnos”.

ESCRIBE UN COMENTARIO