Coladeras que se ubican en el bulevar Raúl Bailleres se encuentran con cantidades de cebo y grasa que los dueños de negocios de tacos arrojan durante las noches o madrugadas.

Mediante un recorrido realizado por el Heraldo, en la zona en mención, se corroboró  algunas de las coladeras, entre ellas la que se ubica frente a la entrada de la calle Granados, que luce con considerable cantidad de grase sólida que fue vertida por alguno de los negocios de tacos que se ubican en la noche.

Rosalba Rangel,  vecina del lugar, señaló que es lamentable que todas las noches los dueños de carritos con venta de tacos arrojen el agua con grasa lo cual genera que las coladeras se vayan tapando poco a poco hasta quedar totalmente selladas.

Es de mencionar que los desechos, con el calor, también generan fuertes olores, además de provocar la presencia de ratas que  se alimentan de lo que se arroja a las alcantarillas.

Los vecinos del lugar coinciden en señalar que es necesario que las autoridades correspondientes obliguen a los taqueros a que no vacíen la grasa o cebo en las coladeras.

ESCRIBE UN COMENTARIO

También te puede interesar:  PLAN DE EMERGENCIA