Para todos es bien sabido que Chuy Lizárraga, le tiene un cariño muy especial a León, aquí mantiene una relación afectiva con una dama, a la que visita constantemente como el día que la llevó al concierto de Alejandro Sanz, en noviembre del 2019, formado en la fila para ingresar confesó que venía muy seguido a León.

TURISTEA

Conocido con el mote “Cara alegre de la banda”, arribó a la ciudad desde el domingo. Se dio tiempo para turistear, asistió a la Feria con la misma chica, jugaron, se subieron a los juegos, asistieron al área de los “gritones”, en donde presumió que compró una cobija de 200 pesos, cenó enchiladas estilo Aguascalientes con Doña Petra.

Por la noche asistió al concierto de la Banda MS, como le gusta al cantante mantener el perfil bajo, pero estuvo presente con sus  paisanos.

En sus redes sociales mostró todos los detalles de su visita y  sus ensayos con su banda y mariachi, el mazatleco también visitó algunas fábricas de botas de  la ciudad, en donde convivió con los empleados y seguramente hizo alguna que otra compra.

Esta edición le tocó la antesala de la clausura de las noches del palenque, respondió como todas sus visitas, con la fiesta por delante.

La gente que asiste a un concierto de Chuy, sabe que va  una fiesta en la no falta debe faltar baile, alcohol y actitud, esa es la especialidad del cantante, revivir hasta un muerto.

PURA FIESTA

Desde que llega a las instalaciones todo es fiesta y risa, rápidamente se sabe que ya está listo.  Su Banda Tierra Sinaloense y el Mariachi Águila de México, primero cenan y luego un tequilita para salir al escenario.

Mientras en las gradas hicieron lo propio, comenzaron a calentar motores con sus cubas y cervezas.

A las 11:20 p. m, la espera terminó en el túnel se veía a un Chuy, ansioso por salir, pero  le dio el paso a su banda y mariachi, para después correr al redondel e iniciar con “Caminos de Guanajuato”, portando un saco de piel en color mostaza, sus tradicionales botas y sombrero, arrancó gritos y suspiros de sus miles de fanáticas.

 “Buenas noches León, vamos a pistear y bailar”, sirvió como bienvenida al público que año con año lo acompaña y no le falla, aunque la presentación haya caído en martes.

Con sus peculiares pasos de baile, siguió con  “El muchacho alegre”,  “La peinada”, “La culebra”, “Ya lo sé”, “Cuánto me gusta este rancho”, “La mentirosa” y “Se me sigue notando”.

Su público, sabe que el intérprete es bastante sencillo y siempre busca la manera de estar cerca de ellos, con gran cariño, y esta noche no  fue la excepción ya que las complació en todo momento recibiendo a las mujeres que cual si fuera su casa se abrieron pasó en el redondel para tomarse fotografías, grabar stories  para sus redes sociales y bailar muy juntito a él.

En todo momento bromeaba “Voy a cantar una canción que les gusta mucho a las mujeres son bien ca…Pero ahí le va”, interpretó “Relación clandestina”, una de las más esperadas.

“Como les va en el amor, porque a mí me va de la chig…pero también hay que pasarla bien aunque estemos valiendo madre y nos va caer el 14 de febrero y vamos a estar peor. Los enamorados que levanten la mano ahora los que andamos valiendo m…el amor no existe señores”.

Aunque dijo estar despechado, los temas interpretaba de una  manera que la gente no podía estar triste, puso a bailarlos hasta con desamor.

Ya entrados en calor “La buchona”, “No te metas con mi Cucu”, le siguieron poniendo sabor a la noche, que ya se había transformado en un salón de fiestas.

HOMENAJE A CHENTE

Luego vino la sorpresa de la velada: “Vamos hacerle un homenaje a un grande, grande, que se nos acaba de ir. Vamos a pistear porque  la primera vez que lo vi fue en León, Guanajuato, y me puso bien borracho con puro tequila”, entonó “Alma rota”, Ley del monte”, “De un rancho a otro” y “Acá entre nos”, fue como rindió su  tributo al  “Charro de Huentitán”, muy a su estilo, con bastante energía, fusionó la banda con mariachi y los casi 3 mil asistente lo acompañaron con sus gargantas.

La fiesta siguió y el conocido como “La cara alegre de la banda”, advirtió que todos tenían que pistear y bailar, sonó “Te mirabas tan bonita”, “Se me sigue notando”, “Casada o no”, “Tu mamy”, en el que tuvo un imprevisto por querer saludar al ´público se subió a una silla que rompió y mejor invitó al público a que se bajaran con él a bailar.

TODOS AL REDÓNDEL

En segundos el redondel lució lleno de parejas bailando al ritmo de Chuy, que como en cada presentación destacan por ser relajadas, nadie se avienta, nadie pelea, la seguridad del recinto también se relaja no hay restricción para acercarse al cantante.

Volvió a cantar “La peinada”, cada vez que el mazatleco pisa el Palenque de León, complace a sus fanáticos con cada uno de los temas presentados y concluir a la 1:30 su presentación.

ESCRIBE UN COMENTARIO