La Central Camionera presentó una sobredemanda de servicios de transporte a raíz de los eventos masivos de este fin de semana: sanjuaneros, feria, marcha a Cristo Rey, turismo de temporada además de estudiantes y trabajadores que entran y salen de la ciudad por sus días hábiles.

Ayer sábado, desde temprana hora, andenes y salas de espera proyectaron un amplio movimiento con demanda a diversos destinos del país, entre los cuales estaban Jalisco, Ciudad de México y ciudades aledañas como Silao y Guanajuato.

Uno de los andenes con más confluencia fue el procedente de San Juan de los Lagos, luego que los peregrinos leoneses regresaron de su marcha hacia  la Catedral Basílica.

Barras de alfajor, dulce de guayaba, cajeta clásica para los más chicos y envinada para los adultos, entre otros dulces son los que podían alcanzarse a distinguir en las bolsas de colores que traían.

Tal es el caso del señor Pedro Gutiérrez, quien llegaba a las 11:00 horas del día a la Central Camionera de la ciudad rumbo a su casa en Silao, Guanajuato, con su familia después de haber hecho un día completo caminando hasta San Juan.

También había personas que llegaban de otras ciudades con la intención de disfrutar de las atracciones de la feria en su tercer fin de semana, el cual históricamente es conocido como el que mayor demanda de personas tiene, y otros que iban a ver al Cristo de la Montaña que cada año para estas fechas tiene cantidades considerables de feligreses que acuden a verlo y escuchar misa en el templo que está debajo de sus pies.

Raúl iba acompañado de su padre con sus maletas y 10 minutos para arribar al camión que lo llevaría a la Ciudad de México, donde reside desde hace un tiempo, debido a sus estudios.

También te puede interesar:  ARRANCA LA CUARESMA

En definitiva este fin de semana para la ciudad, como era de esperarse, la afluencia de personas generó un colorido amplio, especialmente por quienes venían cargados de bolsas con cosas compradas para traer de las otras ciudades a quienes los esperan en la ciudad y las despedidas nostálgicas tuvieron su protagonismo también en parejas de enamorados y padres que decían “hasta pronto” a sus hijos.

ESCRIBE UN COMENTARIO