Los leoneses fueron los primeros en sufrir la estrategia fallida del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, generando la ciudad del caos, de la psicosis, del nerviosismo, de los conflictos viales, los pleitos en las gasolineras, la venta clandestina de bidones, y ahora se acerca un paro laboral indefinido.

Bajo el efecto de León, El Universal publicó que existen 380 gasolineras en la Ciudad de México y este miércoles llegó a 85 estaciones cerradas, mientras que el martes eran sólo 25 empresas las afectadas con el desabasto.

Sin su sonrisa de costumbre, en su mensaje mañanero López Obrador aceptó que hubo problemas con el ducto de Tuxpan, Veracruz y al igual que el ducto de Salamanca-León, declaró que se desconoce cuándo estará resuelto el problema. ¿Y los asesores?

¿Cuánto soportará AMLO sus pésimas decisiones?, ¿Cuánto soportarán los ciudadanos sin hacer manifestaciones masivas?, ¿Cuántos puntos se desplomará el presidente?, ¿Cuándo escuchará a los buenos asesores?

Cada día que pasa son más las voces que señalan que era muy fácil detener el problema generado por unos cuantos y no poner en el pleito a 50 millones de mexicanos.

SALAMANCA NO PRODUCE

Hora tras hora salen más datos a la luz pública, el Gobernador fue informado que en Pemex Salamanca no se puede producir una sola gota de gasolina debido a que falta un componente químico, el cual podría llegar este jueves o viernes.

Tampoco existe certeza si ya repararon el ducto dañado Salamanca-León, por lo que se pronostica que el problema estará de forma indefinida por días o semanas.

El temor del gobernador y de los empresarios está en el desabasto que inicia en la Ciudad de México, el cual absorbería todo el combustible de la refinería de Hidalgo, donde existen mil pipas esperando cargar gasolina para todo el centro, bajío y occidente.

PARO LABORAL EN GTO

De continuar creciendo el problema en la Ciudad de México y el Estado de México este jueves, llevaría a los empresarios y a las autoridades de Guanajuato a pensar en un paro laboral el próximo lunes, pues nadie sabe cuántas pipas enviarán para la movilidad del estado.

También te puede interesar:  El agua de León  en peligro de privatizarse

En el Valle de México al parecer hay 5.5 millones de autos, mientras que en Guanajuato existen 1.8 millones.

A diferencia de la secretaría de Energía Rocío Nahle y del director de Pemex Octavio Romero, quienes están asustados porque las estrategias de la Cuarta Transformación son superadas por los que perforan los ductos, el gobernador Diego Sinhue busca alternativas vía tren para traer gasolina de Manzanillo a donde llegan los buques de gasolina gringa.

Asimismo, dialoga con los dueños de Mobil en Texas para apoyarlos a trasladar más combustible a Guanajuato, sin embargo, no se sabe si Querétaro, Hidalgo, Jalisco, México y Aguascalientes hacen lo mismo.

NO HAY SOLUCIÓN

Por donde se le busque, no se visualiza una solución viable para restablecer el suministro en por lo menos en los próximos 10 días en todos los estados afectados, destacan especialistas en la capital del país.

El presidente de México vendrá la próxima semana a León, en donde la molestia de los guanajuatenses tal vez lo lleve a cancelar su visita para dentro de un par de meses, cuando haya arreglado lo que empezó sin estrategia.

Este miércoles se escuchó un López Obrador más serio, su estrategia de culpar a los huachicoleros ya se quemó y la población que trabaja 16 horas al día para sobrevivir, se está dando cuenta que no hay estrategia para solucionar los problemas nacionales.

Pemex al parecer podría culpar a los empresarios de Guanajuato de comprar diariamente el 25% de gasolina a la paraestatal y el otro 75% al parecer no se explican a quién se lo compraban. Sin embargo, ese problema tampoco le interesará a la población cuando no tenga su nómina en su bolsillo y tampoco encuentre alimentos en las tiendas.

ESCRIBE UN COMENTARIO