Con el sombrero de contratista y arquitecta puesto, dedicada al 100 a extender sus propiedades en Isla Holbox, donde construirá departamentos y un estudio de grabación para artistas europeos y latinos, Denisse De Kalafe señala que en esta ocasión no sonará su gran éxito «Señora, Señora» en un evento en vivo.

Si en los dos últimos años la pandemia la obligó a cantarlo vía Zoom, esta vez, por decisión personal, la brasileña rechazó ofertas de eventos públicos y privados con motivo del 10 de mayo.

Sin embargo, su himno del Día de las Madres sí será escuchado por las mamás de la tercera edad de un asilo a través de una serenata que les dará en línea.

También espera que se conecten varios centros penitenciarios de México ese mismo, como lo hizo en el 2021.

«Ando con mi sombrero puesto de contratista, de arquitecta, entonces no me da la cabeza para poder preparar algo que mi público merece y para poder entregar lo que yo misma merezco en esto que tanto me gusta hacer», señala Denisse.

«Cuando estás hablando de ladrillos, de cementos y esas cosas, no da tiempo».

La brasileña de 72 años se encuentra en un retiro temporal de los escenarios para concluir un ambicioso proyecto en el que invertirá millones de pesos, dice que es la ganancia de tantos años de trabajo.

«Estoy muy distraída con una construcción, con un proyecto que estoy haciendo en la Isla Holbox y quiero terminarlo este año para invitarlos a todos ustedes a la inauguración..

«Estoy construyendo seis departamentos muy bonitos frente al mar, y un estudio de grabación para poder invitar a los grandes artistas de Europa, de América también, los latinos, para que vengan a hacer su preproducción», asegura.

La obra está instalada en unos mil 500 metros cuadrados que tiene la cantante en la zona.

«Es un chingo», se avienta Denisse esta mexicanada entre risas. Y cómo no, si tiene más de 30 años radicando en el País, por eso dice amar mucho esta tierra.

Sus estudios llevarán por nombre Maijaus, escrito como se pronuncia: «my house».

«Es todo lo que junté en mi vida entera, están invertidos ahí por lo menos 30 años de carrera, bueno, lo que sobró, porque acuérdate que yo tuve que, con muchísimo orgullo y con muchísima alegría lo digo, tuve que sostener a mi familia en Brasil y algunas familias en México.

«Entonces lo que sobró, que ha sido bastante, puede sostener este proyecto, y más vale que reditúe», agrega.

A través la Fundación Rebeca Lan, que contribuye a la reinserción social de mujeres privadas de la libertad, Denisse espera que su canción «Señora, Señora», grabada en 1987, llegue a las mamás en prisión.

«Voy a cantarles el día 10 de mayo a todas las presas porque van a estar con sus hijos, esto es el proyecto que estamos esperando. Mira, yo traigo la voz puesta, yo estoy lista», indica.

Para la cantautora no es problema tomar su guitarra desde un punto de la isla, ahora que ya tienen internet, para conectarse en un live.

«Espero que me den luz verde», indicó.

De Kalafe, quien señala que por lo menos rechazó 12 fechas para cantar en Morelia, Monterrey, Ciudad de México, Querétaro y Veracruz, entre otros, en el día especial de las mamás, buscará reunirse en junio próximo con directivos de Editora Pham, para recuperar el 50 por ciento de los derechos de su canción «Señora, Señora».

«Del proyecto que te había comentado de hacer esta canción en varios idiomas, prácticamente ya está, pero aún no podemos sacarlo al mercado porque yo quiero ceder los derechos que reditúe a fundaciones de lucha contra el cáncer de mama en cada país que lance el disco.

«Ahorita ya está grabada en francés, inglés, español naturalmente, y hebreo. Y el maya lo estoy estudiando. Y me falta el árabe. La letra la está haciendo gente que domina el idioma», explica.

Buscará recuperar el 100 por ciento de los derechos para entregar las regalías a esta buena causa, incluyendo su 50 por ciento.

«Esta canción ya me dejó mucho dinero, yo no necesito más seguir viviendo de esta canción, pero necesito resolver esa parte legal con la editora», declara Denisse.

Espera que la situación con la editora se revuelva a su favor, aunque los beneficiados serán las personas con cáncer de escasos recursos.

ESCRIBE UN COMENTARIO